Tras las protestas contra la megaminería, renunció un ministro clave en Chubut

José María Grazzini, mano derecha de Mariano Arcioni, declaró que se debe a motivos personales, pero admitió que el conflicto incluyó en la decisión

Adías de un fuerte conflicto en la provincia de Chubut, desatado por el fuerte rechazo de una nueva ley minera en la provincia, que incluyó episodios de violencia, el ministro de Gobierno de esa provincia, José María Grazzini, presentó este miércoles su renuncia “de forma indeclinable” al cargo. Se trata de una figura clave en el esquema político del gobernador Mariano Arcioni.

Si bien el funcionario aclaró que la razón se debe a motivos de índole persona, Grazzini admitió que los violentos incidentes y la represión ocurrida tras la aprobación de la ley de Zonificación Minera, luego derogada, tuvieron que ver en la decisión final. De hecho, su oficina fue destrozada.

Grazzini adjudicó, en diálogo con Télam, la decisión a “varios factores, cuestiones personales, la sensación de un ciclo terminado y el clima de confrontación que se vive y que hace difícil el día a día en la función pública”.

El ministro acompañaba al gobernador Mariano Arcioni desde diciembre de 2019, cuando el mandatario inició su segundo período al frente de la provincia. “Se mezclan varias cosas, la situación personal, el clima social y la sensación del ciclo cumplido porque los objetivos que nos habíamos propuesto se fueron cumpliendo, entre ellos, regularizar el pago de los salarios que fue una de las cosas que me desveló”, dijo el funcionario.

Si bien aceptó que la convulsión social que se vivió a partir del debate de la ley de zonificación minera “influyó” en su decisión de dar un paso al costado, Grazzini sostuvo que “no fue ese el tema central” que motivó su renuncia.

Durante aquellos incidentes, el ministro saliente perdió su oficina: su despacho fue totalmente destruido por las llamas cuando en plena ronda de protestas se incendió la sede central de Casa de Gobierno.

”Si algo tengo que rescatar en todo este tiempo es el buen diálogo que logramos establecer con los sindicatos, incluso en situaciones de confrontación fuerte cuando los atrasos salariales a los que nos vimos obligados por problemas de caja se hacían sentir”, reflexionó.

La norma cuestionada

Días atrás, la Legislatura de Chubut derogó por unanimidad la ley de Zonificación Minera, tal como había anunciado Arcioni, después de los violentos incidentes suscitados tras la aprobación de la norma. el miércoles pasado, que continuaron hasta esta madrugada.

La norma había sido aprobada, de manera sorpresiva, por 14 votos positivos y 11 negativos. Estipulaba la realización de la actividad minera en la zona de la meseta central de la provincia, donde se encuentran los departamentos Gastre y Telsen, que tiene poblaciones pequeñas.

Sin embargo, esa misma noche se hizo sentir el rechazo social. Hubo balas de goma, piedrazos y gases lacrimógenos. En medio de las protestas, los destrozos de las instituciones locales fueron varios. Se investiga si hubo instigadores y una “zona liberada”.

Con la intención de hacer un llamado a la paz social, Arcioni envió el proyecto de derogación a la Legislatura y afirmó su intención de someter la propuesta a un plebiscito.

“Respeto profundamente a quienes se han manifestado pacíficamente estos días y quiero pedirles de abrir una ventana de tiempo durante la cual nos demos una oportunidad de pensar cómo damos trabajo a quienes no lo tienen, cómo generamos inversiones para industrializar nuestra producción, con qué recursos mejoramos nuestra educación, nuestra seguridad y nuestra salud”, expresó Arcioni.