Todos los participantes del escándalo de Olivos quedaron imputados y solo resta definir la situación del Presidente

El fiscal Ramiro González sigue sumando medidas de prueba a la causa por las visitas a la quinta de Olivos mientras define si imputa formalmente a todos los participantes.

En realidad, es solo una formalidad porque diez de los protagonistas, todos menos el presidente Alberto Fernández, ya se presentaron en el expediente y designaron un abogado defensor. “En los hechos, están todos auto imputados al designar abogado y tener acceso a la causa”, explicó una fuente de la investigación. Siguiendo esa línea, el Presidente quedará imputado si se presenta mediante su abogado o aparece mencionado en el requerimiento fiscal. Lo que ocurra antes.

Al menos tres fiscales federales coincidieron que las personas denunciadas en una causa están imputados de manera formal a partir del requerimiento fiscal.

“El fiscal puede pedir medidas de prueba y desestimar una denuncia, pasó en muchos casos, por eso la imputación formal es a partir del requerimiento”, explicó uno de los fiscales consultados. Sin embargo, la postura mayoritaria en Comodoro Py es que existe una auto imputación o una imputación implícita cuando los acusados se presentan en el expediente por el artículo 73 y 279 del Código Procesal Penal y designan abogado defensor.

El artículo 73 dice que “la persona a quien se le imputare la comisión de un delito por el que se está instruyendo causa tiene derecho, aun cuando no hubiere sido indagada, a presentarse al tribunal, personalmente con su abogado defensor, aclarando los hechos e indicando las pruebas que, a su juicio, puedan ser útiles”. Y el 279 estipula las condiciones de la presentación espontánea.

La mayoría de los participantes del festejo del 14 de julio se presentaron en la causa con el patrocinio de los abogados de Fabiola Yañez, Juan Pablo Fioribello y Mariano Lizardo. Stefanía Gonzáłez, la amiga de la primera dama apuntada por la filtración de las fotos, desistió de esa defensa y eligió al abogado Mauricio D’Alessandro.