Desde la Ciudad desmienten a Máximo Kirchner y niegan los supuestos contactos de Rodríguez Larreta con el FMI

En Uspallata fueron categóricos para rechazar la insinuación del líder de La Cámpora; “Es un disparate”, dijeron cerca del jefe de Gobierno.

Sorpresa fue lo que causaron las palabras de Máximo Kirchner, quien deslizó un supuesto compromiso de Horacio Rodríguez Larreta para abordar alguna solución o acercamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Es un disparate”, sostuvo un hombre de máxima confianza del jefe de Gobierno porteño.

El jefe de bloque del Frente de Todos en Diputados apuntó contra Rodríguez Larreta y habló de un acuerdo incumplido. “El año que viene hay que pagar un vencimiento de 18.000 millones de dólares. Rodríguez Larreta, que viajó a Estados Unidos, pensé que iba a venir con una solución y no, no vino”, sostuvo el jefe de La Cámpora.

En Uspallata las palabras del hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner cayeron muy mal. “Horacio Rodríguez Larreta no habla con Máximo Kirchner hace más de un año”, describieron cerca del jefe de gobierno. Además, fueron categóricos a la hora de rechazar una supuesta intermediación ante el organismo multilateral de crédito. “Nunca habló con nadie del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, negaron enérgicamente fuentes de la Ciudad.

Tras su gira por el exterior que incluyó reuniones con Bill Clinton, John Kerry y Mauricio Claver-Carone, entre otros, Rodríguez Larreta criticó al gobierno de Alberto Fernández y habló de la preocupación que hay en el extranjero por el futuro del país. “El hecho de no tener un plan, de no tener un rumbo, de no tener en claro a dónde va la Argentina, con una inflación que no baja, complica la situación. En el exterior nos ven con mucha preocupación”, dijo hace dos días en una recorrida con Diego Santilli por Quilmes.

Kirchner, en diálogo con El Destape, también cuestionó el jefe de la Ciudad por mantener una reunión con Claver-Carone, el exasesor Senior de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y actual presidente del BID. “Es quien aseguró que el préstamo del FMI era para ganar las elecciones”, aseguró el diputado nacional, algo que en realidad nunca dijo Claver-Carone.

Hace casi un año, en una conferencia virtual en julio último, antes de asumir su cargo, el titular del BID había dicho que el gobierno de Mauricio Macri administró mal el programa del Fondo y eso le costó su derrota en la elección del año anterior. Pero nunca manifestó que Donald Trump impulsó ese préstamo para que Macri fuera reelecto.

“Ningún integrante de Cambiemos cuando era gobierno levantó la voz ante el préstamo con el FMI y hoy ponen cara de ‘yo no fui’, pero tiene la firma de todos ellos y no han dado ni una mínima opinión”, añadió el líder camporista, quien comparó a Rodríguez Larreta con Mauricio Macri y Fernando de la Rúa.

Las críticas de Máximo Kirchner se produjeron en tiempos de definición con el organismo multilateral de crédito y en la antesala del viaje del ministro de Economía, Martín Guzmán, a Washington, donde participará de una reunión con el FMI y donde posiblemente se encuentre con la directora gerente, la búlgara Kristalina Georgieva.

“Cada dólar que destinemos a pagar al fondo es un dólar menos para el pueblo”, advirtió el jefe de la bancada en la Cámara baja.

Pese a la advertencia, el encargado de hacer público de que la Argentina se encuentra cerca de un acuerdo con el FMI fue el presidente Alberto Fernández, quien contó que habló con Geogieva, que lo llamó para felicitarlo por el embarazo de la primera dama, Fabiola Yañez.

“Me dijo que su problema por el tema China está en vías de solucionarse. Nos viene bien que siga ella. El acuerdo está cerrado, falta que se oficialice la baja de tasa. Pero si no sale pronto se puede manejar con una cláusula pari passu, como en el tema del plazo”, le dijo el jefe del Estado a Roberto Navarro, lo que genera expectativas por el viaje de Guzmán, previsto para la próxima semana.

Críticas y medidas

Durante la entrevista, el primogénito de la expresidenta buscó minimizar los efectos de una probable derrota el 14 de noviembre –según dijo, “no hay que verla como un drama”– y remarcó la necesidad de acelerar las medidas económicas con el objetivo de que “la gente viva mejor”.

En un mensaje para el titular del Palacio de Hacienda, reiteró que “hay que tratar de que los números macro lleguen a la gente”. Esa fue la primera orden que el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, le dio a Guzmán, al que con afecto le dice “Martincito”. Con su estilo, el tucumano le pidió que “afloje la billetera”.

Máximo Kirchner dejó en claro la mirada del kirchnerismo sobre lo que tiene que ocurrir. “El centro de la acción política del Estado es mejorar las condiciones de vida de los habitantes”, dijo. Y agregó: “Habrá que revertir la elección y no amargase por un resultado. Prefiero que mi pueblo viva mejor que pensar en que me vote”.

En medio de las crecientes versiones sobre un posible reemplazo de Guzmán después de las elecciones de noviembre, algo que el Presidente rechaza, Máximo Kirchner le recordó al titular del Palacio de Hacienda que no hay que “enamorarse de los números de la economía”. Y le recordó que “hoy la vida queda muy lejos para la gente, tenemos que acercarla, sí o sí hay que hacerlo”.

El diputado también defendió los cambios en el gabinete nacional que se dieron después de la renuncia en bloque de los integrantes de su agrupación, liderados por el ministro del Interior, Wado de Pedro, y la carta de su madre, lo que generó una crisis política que aún repercute hacia el interior del Frente de Todos.

“Los cambios en el gabinete no fueron pensados para la elección de noviembre. El desgaste fue muy grande para los gobiernos, esta oxigenación es parte de una construcción que debió darse en el tiempo”, sostuvo Kirchner.

Diputados avanzó con el Proyecto de Ley de Promoción de la Enfermería

Además, obtuvieron respaldo las iniciativas relacionadas con la creación de un Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño y Adolescente con cáncer; la atención de las mujeres y personas gestantes frente a la muerte perinatal; y el proyecto destinado a dar una respuesta integral al VIH/SIDA, las hepatitis virales y otras infecciones de transmisión sexual.

La Comisión de Acción Social y Salud Pública dictaminó hoy sobre el proyecto de ley de Enfermería, que tiene como objetivo “establecer los mecanismos necesarios para favorecer la formación de calidad de enfermeros y enfermeras, incrementar el número de profesionales y promover el desarrollo de la enfermería en todo el territorio nacional”.      

“La Ley de enfermería es muy importante, por eso nuestro objetivo es tener más enfermeros universitarios”, indicó el diputado Pablo Yedlin (Frente de Todos), titular de la Comisión y autor de la iniciativa. 

Por su parte, la diputada Graciela Ocaña (Pro), autora de otro de los proyectos referidos a la profesionalización de la enfermería, planteó algunas disidencias, por lo cual señaló que presentará un dictamen de minoría.  El proyecto aún debe ser tratado por las Comisiones de Educación y Presupuesto y Hacienda.  

Además, obtuvo consenso la iniciativa referida a los procedimientos médico-asistenciales para la atención de mujeres y personas gestantes frente a la muerte perinatal, conocida como Ley Johana.

Nueva estrategia: evitar que el Presidente sea el “pararrayos” de la gestión

Tras el desgaste de la derrota y las internas en el Gobierno, Alberto Fernández se repliega para darle protagonismo a Manzur y a los ministros; el jefe del Estado pidió más salidas al conurbano.

El desgaste, autoinfligido y provocado por sus socios del Frente de Todos, en particular por la vicepresidenta Cristina Kirchner, generó un cambio de estrategia en el Gobierno. El objetivo es que el Presidente deje de ser el “pararrayos”.

Alberto Fernández se corrió de la vidriera pública y le cedió el protagonismo a su flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, y al resto de los ministros. Es que el impacto negativo sobre la figura del jefe del Estado repercute en el resto de la gestión.

En eso trabajaron en la última semana y en el comienzo de esta. Los resultados, según confiaron cerca del Presidente, son “muy buenos”. Incluso, el mandatario les pidió profundizar las salidas “sin red ni preaviso” al conurbano bonaerense. “Está muy contento”, resumió un hombre con acceso diario al despacho presidencial.

Primero la fotografía del cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yañez, pero también el hecho de haber cargado con el peso de la derrota en la PASO, generaron un daño en la imagen del Presidente, que busca a fuerza de anuncios económicos y actos de cercanía cambiar la percepción sobre su administración.

El cambio en el gabinete, pero especialmente la llegada de Manzur como ministro coordinador, abrió una nueva etapa que, según advirtieron fuentes oficiales, se mantendrá durante las próximas semanas. La salida del escenario público del Presidente tiene como objetivo “empoderar” a Manzur y al resto de los ministros.

El principal foco de atención será el conurbano bonaerense, pero también habrá incursiones al interior del país. Ahí, donde residen unos 12 millones de personas y el 70 por ciento de los menores de 14 años son pobres, el desafío que se planteó el Frente de Todos es generar un cambio de clima social.

Es en ese territorio donde impactan el aumento del salario mínimo y el plan de blanqueo para el personal doméstico, sector que perdió 400.000 empleos durante la pandemia. Parte del trabajo en marcha es lograr revertir la desventaja de casi cinco puntos que Juntos le sacó a la lista que encabezan Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan.

Todo lo anunciado hasta al momento y lo que aún está en carpeta –como un acuerdo con la Mesa de Enlace que incluiría la baja o la suspensión de retenciones y la liberación de las exportaciones de carne y la jubilación anticipada para desocupados– es una muestra de apertura con la mira en revertir los efectos del terremoto electoral que puso al Frente de Todos al borde del precipicio. Todo por estas horas es analizado en el laboratorio electoral y sujeto a cambios.

Mostrar un gobierno activo y en movimiento, preservar al Presidente de las malas noticias y sacar a la cancha a todos los funcionarios de primera línea, así es el plan de emergencia que nació tras el cachetazo electoral y la decisión de la vicepresidenta Cristina Kirchner de avanzar con un recambio del staff ministerial, algo que estaba reservado para noviembre. La llegada del mandatario tucumano a la Jefatura de Gabinete fue la prenda de negociación para evitar la ruptura de la coalición de gobierno.

Manzur impuso en una semana su estilo verticalista e hiperactivo, lo que despabiló a muchos de los ministros que llegaron a las primarias en piloto automático. No habrá futuro para aquellos que no aceleren en la gestión diaria.

La lejanía que muestra el Presidente de los actos de gobierno tienen como misión revalorizar su palabra. Hoy, según cuentan los que lo acompañan a diario, está enfocado en escuchar los reclamos de la gente. Eso hizo en Ituzaingó, Pilar, Dock Sud y Avellaneda. La gira seguirá.

“No se trata solo de preservarlo, sino aprovechar el momento para que se destaquen las medidas”, explicaron fuentes oficiales. Cada presentación que encabezaba Fernández terminaba opacada por una frase o la coyuntura. Eso es lo que quieren evitar en estos momentos.

Así, el Presidente no participó del anuncio de la extensión del PreViaje para afiliados al PAMI la última semana ni estuvo en la presentación del programa para trabajadores de casas particulares, Registradas, por el cual el Estado ayuda a pagar hasta el 50% del salario de empleadas y empleados domésticos recién contratados durante medio año.

En la Casa Rosada ya nadie habla de plebiscitar la gestión. Ahora cada gobernador, cada intendente, tendrán la tarea de remontar la elección. También busca recomponer el diálogo con sectores, como el campo, donde se impone la frialdad. En eso trabajó con Julián Domínguez, el ministro de Agricultura.

Pese a evitar las apariciones públicas y tras entregarle la botonera a Manzur, el mandatario no se desentendió del día a día de la gestión. Recibió a los ministros Martín Guzmán (Economía), Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad), Claudio Moroni (Trabajo), Eduardo Hecker (presidente del Banco Nación) y Mercedes Marcó del Pont (titular de la AFIP). Siempre en su despacho y sin fotografías; como manda la nueva etapa.

Fútbol: Habrá que tener al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus para ingresar a las canchas

Se informó que para ingresar a los estadios de fútbol será necesario tener aplicada al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Según publicó el diario Clarín, el Gobierno nacional dio a conocer el protocolo para la vuelta de los hinchas a los estadios del fútbol argentino, que se producirá durante el fin de semana en todas las categorías con aforo permitido del 50%.

El Gobierno confirmó que los mayores de 18 años tendrán que tener al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus para ingresar a los estadios.

El requisito no se aplicará a los menores de edad, que sólo deberán presentar su entrar o carnet de socio.

Los permisos para ingresar a los estadios se tramitarán a través de la web, en argentina.gob.ar/volvemos. «Las personas deberán declarar datos personales e informar si recibieron al menos una dosis. Los datos serán validados a través del Ministerio de Salud. De ser así se genera el permiso de asistencia a espectáculos masivos que queda vinculado con la app Cuidar», detalló Micaela Sánchez Malcolm, secretaria de Innovación Pública.

Los espectadores deberán usar barbijo y mantener la distancia. «Se usará el mismo protocolo que en Argentina vs Bolivia», señaló la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

La habilitación del público y los requisitos se aplicarán a todas las categorías del fútbol argentino.

Al ser consultado sobre quiénes van a controlar el permiso requerido para entrar a las canchas, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que el personal que suele trabajar en los accesos a los estadios deberá chequear que la persona tenga actualizada la aplicación.

El anuncio se realizó en la Casa Rosada, con la participación del jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens, y los ministros Fernández y Vizzotti.

Apertura de fronteras

Los funcionarios anunciaron además que a partir del 1° de noviembre se abrirán las fronteras para los extranjeros de países no limítrofes que tengan esquema de vacunación completo.

También se adelantó que se conocerá el nuevo cupo de ingreso de argentinos y residentes al país.

«Los datos sanitarios y epidemiológicos son muy alentadores y es lo que nos permite avanzar en las flexibilizaciones de manera paulatina», señaló Manzur durante la conferencia de prensa.

El regreso del público, con el superclásico

Los hinchas podrán retornar desde este viernes a las canchas después de un año y medio de ausencia por la pandemia y la vuelta coincide con el desarrollo del superclásico del próximo domingo entre River y Boca, en el Monumental.

La realidad marca que el público volverá el viernes a las 19, cuando Aldosivi y Unión den inicio a la decimocuarta fecha de la Liga Profesional de fútbol (LPF).

En cuanto a los clubes, ya dispusieron de varios servicios y sistemas diferentes para controlar el ingreso de hinchas a sus estadios.

Además de ser el reencuentro de la Selección Argentina con su público tras la obtención de la Copa América en Brasil, el partido del 9 de septiembre ante Bolivia por las Eliminatorias en el Monumental funcionó como la prueba piloto para preparar el retorno de los hinchas al fútbol argentino.

Esa noche, en Núñez, todo transcurrió con normalidad: los ingresos fueron ordenados, no se provocaron aglomeramientos en los accesos y la gente, en su mayoría, respetó los protocolos.

Eso sí, las desprolijidades ocurrieron antes, cuando se registraron colas de más de dos horas para canjear los tickets por las ventanillas del estadio y del Club Obras Sanitarias, sin dudas el principal aspecto a rever de cara a la apertura de puertas de las canchas del fútbol local.

Escrutinio definitivo: cómo quedó la lista final de Santilli y Hotton superó el piso de 1,5%

Competirán seis listas en las elecciones generales de la provincia de Buenos Aires; la candidata de +Valores podría restarle votos al frente Juntos

La alianza Juntos obtuvo 356.533 votos más que el Frente de Todos en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) realizadas el 12 de septiembre pasado en la provincia de Buenos Aires, según arrojó el escrutinio que concluyó en las últimas horas.

De acuerdo a información oficial, la alianza opositora -en la sumatoria de las listas encabezadas por el exvicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli y el neurocirujano Facundo Manes– alcanzó en las elecciones un total de 3.262.253 sufragios (37,33%), mientras que el oficialismo -con Victoria Tolosa Paz como cabeza de nómina- cosechó 2.905.720 adhesiones (33,25%).

Además, el conteo final determinó que la lista de +Valores que lideraba Cynthia Hotton pasó el umbral del 1,5% (con 131.308 votos) necesario para poder competir en las elecciones generales de noviembre. De esta forma, seis son las listas que quedaron habilitadas para participar de los comicios generales: Juntos, el Frente de Todos, El Frente de Izquierda, Avanza Libertad, Vamos con Vos y + Valores.

En tanto, el Frente de Izquierda -sumadas las listas de Nicolás Del Caño y Alejandro Bodart– alcanzó 436.235 sufragios (4,99%).Avanza Libertad, con el economista liberal José Luis Espert como primer postulante a diputado nacional, consiguió 417.858 (4,78% de los votos) y el exministro Florencio Randazzo, de Vamos con Vos, 318.593 (3,64%).

La lista definitiva de Santilli-Manes

Con el escrutinio definitivo, se definió el reparto final de los escalafones para la lista que presentará Juntos el 14 de noviembre. Al quedar Manes apenas por debajo del 40% de los votos obtenidos por el frente, la distribución será así: Santilli, Ocaña, Manes, Marcela Campagnoli, Juan Manuel López, Danya Tavela, Gerardo Milman, María Sotolano, Emilio Monzó, Gabriela Besana, Hernán Lombardi, Margarita Stolbizer, Alejandro Finocchiaro, Victoria Borrego, Fabio Quetglas, Florencia de Sensi, Javier Sánchez Wrba, Elsa Llenderrozas, Nelson Marino y Patricia Vázquez.

Los dirigentes de la principal fuerza opositora destacaron que, pese a la baja participación que tuvieron las PASO, este resultado fue la mejor elección histórica de Juntos por el Cambio, comparando con las PASO de 2015, 2017 y 2019 en las categorías de diputados nacionales. Es que en 2019, la boleta encabezada por Cristian Ritondo obtuvo 3.006.471 votos (30,75%), en 2017 Graciela Ocaña tuvo 3.240.499 votos (34,07%) y en 2015 Silvia Lospennato consiguió 2.374.740 votos (29,40%) en la provincia de Buenos Aires.

Los que no superaron el piso

De ese modo, las fuerzas políticas que no pasaron el corte del 1,5% de los votos para poder participar en las elecciones legislativas del 14 de noviembre son: Vocación Social, Republicano Federal, Frente Unión por el Futuro, Movimiento al Socialismo y el Frente Patriota.

Tampoco llegaron a ese piso el Partido Federal, Todos por Buenos Aires, Celeste Provida, Partido Verde, Partido Popular, Política Obrera, Proyecto Justo Social y Humanista y el Partido Conservador Popular. Finalmente, otras fuerzas que no alcanzaron el umbral fueron Esperanza del Pueblo, Corriente de Pensamiento Bonaerense, Justicia y Dignidad Patriótica, Unidad Social, Moral y Progreso y Partido Laborista.

El Gobierno anuncia la jubilación anticipada: los cambios y a quiénes alcanza

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la titular de la AnsesFernanda Raverta, anunciarán hoy la implementación de la jubilación anticipada para personas que ya cuentan con los 30 años de aportes requeridos, les faltan 5 años o menos de edad para jubilarse y se encontraban al 30 de junio de 2021 desocupadas o desocupados.

El plan es establecer un sistema temporario para que un grupo de personas desocupadas pueda acceder a un beneficio previsional 5 años antes de la edad de retiro fijada por la ley. Con la medida el oficialismo intenta conseguir más votos en las elecciones legislativas de noviembre, luego de la derrota que sufrió en las PASO del 12 de este mes.

Los cambios en detalle

El borrador del decreto de necesidad y urgencia que circula entre funcionarios y especialistas en previsión social indica que durante un plazo de dos años se habilitará el acceso a una prestación, dentro del régimen jubilatorio contributivo, a mujeres y varones con 55 años y con 60 años cumplidos, respectivamente.

Las edades requeridas por ley en sistema general que gestiona la Anses son de 60 y 65 años, cada caso. Y eso se suma a la exigencia de contar con 30 años de aportes. Esta última condición sí debería cumplirse para poder cobrar la llamada “prestación anticipada”. El texto elaborado por técnicos de la Anses señala que los solicitantes deberían acreditar 30 años “de servicios con aportes computables en uno o más regímenes jubilatorios comprendidos en el régimen de reciprocidad” con el sistema general. Y aclara que esos aportes deben ser “efectivos”. Por lo tanto, no estaría habilitado el acceso si la persona necesita ingresar a la moratoria para llegar a la cantidad necesaria de tiempo con contribuciones (actualmente, más de la mitad de quienes se jubilan tiene esos planes).

Además de los aportes, la otra condición prevista es estar desocupado al 30 de junio de este año. El cobro de la prestación sería incompatible con el trabajo en relación de dependencia o por cuenta propia, o con la percepción de algún plan social o beneficio previsional.

En cuanto al monto, se proyecta que se percibiría el 80% de la jubilación que le correspondería en cada caso a la persona. Al cumplirse la edad de jubilación se pasaría automáticamente a cobrar la prestación completa. En el caso de los asalariados, para calcular el haber jubilatorio inicial se considera, en primer lugar, el promedio de las últimas 120 remuneraciones (se aplica una actualización a los montos históricos); de ese valor promedio se estima el 1,5% y al resultado se lo multiplica por la cantidad de años aportados. Luego se suma la Prestación Básica Universal (PBU), que es un valor único, igual para todos los casos.

Por ejemplo, con un salario promedio de los últimos 10 años trabajados de $80.000, alguien obtendría un haber de inicio de $47.858, en tanto que si accediera a la prestación anticipada que está en estudio el monto sería de $38.286.

El proyecto del Gobierno incluye garantizar que en ningún caso se cobre una cifra menor al haber mínimo, que es de $25.922 desde este mes y hasta noviembre (en diciembre deberá haber otra actualización, según lo establecido por la ley de movilidad).

El régimen que podría establecerse ahora es similar al de la ley 25.994, que estuvo vigente entre enero de 2005 y abril de 2007. En ese caso, también podían acceder a una prestación anticipada los trabajadores desocupados que ya contaban con al menos 30 años de aportes y tenían cumplidos los 55 años (mujeres) o los 60 años de edad (varones). Y cobraban el 50% de la jubilación completa que luego les iría a corresponder.

Para afrontar el costo de las nuevas prestaciones no se prevé ninguna fuente especial de financiamiento. Por eso, su instrumentación provocaría un mayor desequilibrio en los números del sistema previsional, más allá de que el proyecto implica un reconocimiento parcial del problema que sufren las personas cuando, a causa de su edad, les resulta muy dificultoso acceder a un puesto de trabajo en caso de haberse quedado sin ocupación. Según los datos del régimen jubilatorio, actualmente hay menos aportantes asalariados en el sector privado que una década atrás.

Por otra parte, la medida, al preverse con un carácter temporario, provoca fuertes inequidades entre los aportantes: se les otorgan a algunos derechos que se les niegan a otros, solamente en función de cuál fue la fecha de nacimiento (lo mismo ocurre con las moratorias previsionales). Son problemas derivados de la discrecionalidad de las políticas y, en definitiva, de la falta de una discusión profunda sobre los cambios que le hacen falta al sistema.

En cuanto a las jubilaciones regulares, con el actual gobierno y la llegada de la pandemia y la cuarentena, se ralentizó fuertemente el número de altas obtenidas por quienes necesitan acceder al beneficio y cumplen con todos los requisitos. En 2020 se jubilaron 120.390 personas, un número que es inferior a la mitad del promedio anual de nuevos jubilados (248.384) de los tres años previos. Eso fue parte del ajuste fiscal concretado por el gobierno de Alberto Fernández, con el que se afectó el gasto previsional (la otra parte del ajuste fue la actualización insuficiente de los haberes). En el primer semestre de este año, en tanto, hubo 96.258 altas de beneficios jubilatorios.

Diputados coincidieron en la importancia de la obra pública en el presupuesto 2022

En el marco de las entrevistas del canal Diputados TV, legisladores de distintos bloques políticos se refirieron a la Ley de Presupuesto 2022, que ya fue enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo, y coincidieron sobre el lugar preponderante que se le debe dar a la inversión en obra pública en el mismo.

“Una inversión en infraestructura y obra pública que es fundamental para el crecimiento económico, para mover la economía y para lograr bienes de capital y generación de mano obra”, consideró Lucas Godoy, del Frente de Todos Salta. Y agregó: “La construcción siempre ha sido un gran movilizador del trabajo y la economía”.

En esta línea, el diputado Martín Maquieyra, del Bloque Pro, concordó con que “la obra pública tiene que tener un impulso mayor”. “Creo que son necesarias las obras públicas que generan rutas, puentes, cloacas, pero se tiene que generar empleo a la par”, indicó.

Diputados analizó los sistemas de adopción

En una reunión informativa de la comisión Bicameral de Niñas, Niños y Adolescentes, representantes del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) debatieron junto a las legisladoras los lineamientos principales sobre los procesos y registros de adopción.

“Nuestro objetivo es impulsar una mejora en los procesos de adopción”, afirmó Gustavo Herrero, Director Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), al tiempo que aseguró: “Es fundamental el trabajo en conjunto con los actores institucionales que intervienen en esos procesos”.

En su exposición, el funcionario ofreció información sobre la actualidad en nuestro país e indicó: “Tenemos 2900 legajos de propuestas en el registro de adopción en Argentina, ya sea monoparentales o parejas, esperando para ser convocadas con las características de las disponibilidades adoptivas”.

Asimismo, señaló que “el proceso de vinculación es clave”, y aseveró que “los tiempos de espera en la adopción están vinculados con la disponibilidad”.

Además, puntualizó: «Tenemos que fortalecer el funcionamiento de la Red Federal de Registro a través de las reuniones regionales; lograr una constante actualización de nuestra base de datos sobre las nóminas de los postulantes; así como también, acercar el registro a la comunidad, a través de distintos espacios de encuentro”.

Medidas sanitarias anunciadas por el Gobierno

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur, comunicaron nuevas medidas sanitarias.

Según publicó el diario La Nación, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció una serie de flexibilizaciones en materia sanitaria a partir del mejoramiento de la situación epidemiológica en la Argentina. Acompañada por el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, informó que dejará de ser obligatorio el uso de tapabocas al aire libre, confirmó la vuelta de los boliches para personas vacunadas y la autorización del ingreso a extranjeros.

“Estamos en un momento de un descenso sostenido de casos de coronavirus” en todo el país, dijo la titular de la cartera de Salud y destacó que la Argentina “ha sido exitosa en contener el ingreso de la variante delta”, lo que fue marcado por el Gobierno como el motivo principal para el levantamiento de medidas.

Entre varias cosas, Vizzotti además indicó que la asistencia de público en los eventos masivos al aire libre será autorizada a partir del 1 de octubre con un aforo del 50 por ciento, y que se fijó un esquema de apertura gradual y cuidada de fronteras que comenzará esta semana.

“A partir de este momento por instrucción del Presidente y del jefe de Gabinete de ministros, los ministerios de Salud, Turismo y Deporte, Interior, Seguridad y Cancillería, junto con las 24 jurisdicciones y los expertos, trabajaremos junto con Legal y Técnica para, a través de una Decisión Administrativa (DA) en los próximos días y con la renovación del DNU y la DA de fronteras hasta el 1° de octubre, avanzar en esta línea”, señaló por su parte Presidencia en un comunicado donde detalló las medidas.

Se levanta la obligatoriedad del uso de tapabocas al aire libre cuando estemos circulando en forma individual o en burbuja. Esto se permitirá en todos los casos cuando NO haya aglomerado de personas. Continúa siendo obligatorio el uso de barbijo en lugares cerrados (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos) y al aire libre cuando haya aglomerados de personas.

Reuniones sociales sin límites de personas cumpliendo las medidas de prevención: tapabocas, distancia y ventilación.

Aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia social y ventilación.

Autorización de viajes de jubilados, egresados y principales de estudiantes o similares siguiendo los protocolos recomendados.

Autorización de discotecas con aforo del 50%, con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento).

Salones de fiestas, bailes o actividades similares: habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna (14 días previos al evento) o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. Protocolo especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los y las adolescentes.

Eventos masivos de más de mil (1000) personas. A partir del 1° de octubre se habilita con aforo del 50% y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos.

La vuelta a las canchas de fútbol está incluida en esta última categoría, según confirmó la ministra Vizzotti. “Hemos evaluado la prueba piloto de Argentina-Bolivia. A partir del 1° de octubre se habilitan y con las reuniones que tengamos definiremos qué se va a necesitar y los pasos a seguir para informarlos”, explicó.

Apertura gradual y cuidada de fronteras (con fechas estimadas).

24 de septiembre: eliminación del aislamiento para argentinos, residentes y extranjeros que lleguen por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria.

1° de Octubre: autorización ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento. Apertura de fronteras terrestres a pedido de gobernadores (con corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido por la capacidad de cada jurisdicción).

Entre el 1° de octubre y 1° de noviembre, incremento del cupo de ingreso progresivo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres.

1° de noviembre se autoriza ingreso de todos los extranjeros.

Para el ingreso al país, el Gobierno anunció que se solicitará:

Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país.

Test de PCR negativo en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria.

Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria.

Asimismo, el Gobierno advirtió que aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso y test de PCR al día 7.

Por último, indicó que al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada, se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7 y se podrá levantar el cupo. “Ya de esta manera se minimiza el impacto del aumento de hospitalizaciones y muertes”, apuntó.

El salario mínimo aumenta por encima de la inflación, primera medida de una semana cargada de anuncios económicos

Tras la derrota electoral y el reclamo de la vicepresidenta Cristina Kirchner que desembocó en un nuevo gabinete, el presidente Alberto Fernández avanza desde hoy con una serie de anuncios económicos que incluyen a la clases baja y media.

El gobierno nacional anunciará esta tarde un aumento del salario mínimo vital y móvil que será superior a la inflación de este año, al menos dos puntos por encima del 50%. Se trata de la primera medida económica concreta de una semana que se proyecta con nuevas presentaciones que impactarán en los jubilados, las asignaciones familiares y en los trabajadores formales.

“Vamos a ir de menor a mayor”, explicó un hombre de confianza del jefe del Estado, quien recibió en su despacho al ministro coordinador y a varios ministros, entre ellos a Eduardo de Pedro (Interior), tras la renuncia pública que derivó en una crisis interna.

Otra funcionaria que lo visitó fue la titular de la Anses, Fernanda Raverta, con quien anunciará mañana un bono para jubilados y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). La presentación se realizará en José C. Paz, en un acto que se espera, sea masivo. El objetivo, según anticiparon fuentes oficiales, es que actúe como el relanzamiento de la campaña.

El viernes, en tanto, desde Pilar, el mandatario, junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunciará la actualización del piso de ganancias, el nuevo límite pasaría de los $150.000 a $175.000 brutos, alza que podría llegar con anabólicos para la primera quincena de noviembre, a días de las elecciones legislativas. Se trata de un beneficio que impactará en 1,2 millones de personas.

Nuevo salario mínimo

Tras la reunión del Consejo del Salario –que integran las principales cámaras empresarias del país, representantes de la CGT y la CTA y de los movimientos sociales–, el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, presentarán el nuevo incremento en la Casa Rosada.

Con este aumento, un trabajador cobraría de mínimo 32.000 pesos. La definición del piso salarial impactará en los trabajadores fuera de convenio y es importante porque sirve como referencia para el salario inicial docente (por ley debe estar al menos un 20% por encima del salario mínimo); los planes sociales (la mitad del monto representa el salario social complementario) y los haberes jubilatorios (la evolución del salario mínimo determina el valor diferencial de la jubilación básica con el 82% móvil de aquellos con más de 30 años de aporte).