María Eugenia Vidal, sobre la inflación: “El problema no tiene que ver con los empresarios, sino con la emisión”

La candidata a diputada nacional adjudicó el alza de los precios en la Argentina a un “problema fiscal y monetario”; llamó al Gobierno a presentar un “plan consistente” para dar respuesta a esta situación

La candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio (JxC) por la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sostuvo hoy que el problema de la inflación “no tiene que ver con los empresarios, sino con la emisión”. De esta forma, confrontó con la postura planteada por el oficialismo y la Confederación General del Trabajo (CGT) y adjudicó el alza de los precios en la Argentina a un “problema fiscal y monetario” que el Gobierno deberá resolver.

Al ser consultada en Radio Con Vos sobre el origen de la inflación en el país, Vidal se manifestó contraria a visiones como la expresada esta mañana por el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, quien atribuyó el fenómeno a los “formadores de precios que le meten la mano en el bolsillo a los trabajadores”.

“Es un enfoque equivocado pensar que la suba de precios, como dijo Caló, es un problema de los empresarios. Si no, tendríamos una categoría de empresarios muy raros en la Argentina. Evidentemente este es un problema que el resto del mundo resolvió y nosotros no hemos sido capaces de hacerlo”, afirmó la candidata.

Y agregó: “La ausencia de la resolución del problema no tiene que ver con los empresarios, sino con la emisión. La inflación genera una oferta de pesos que luego se traslada a precios. Y esto lo sabe cualquier economista. Es un problema básico, fiscal y monetario, más allá de las discusiones que podamos tener con algún sector en particular”.

Para ponerle un freno a la inflación, Vidal consideró necesario establecer un acuerdo en materia fiscal y monetaria, algo que, subrayó, no sucede desde hace muchas décadas. “Hasta que no lo hagamos, no tengamos un plan consistente y no podamos avanzar por un camino sostenido a lo largo del tiempo que haga que todo el que invierta le crea y sepa que las reglas no se van a modificar, probablemente seguiremos bajo este mismo problema”, evaluó.

Ante el argumento planteado, el periodista Ernesto Tenembaum le preguntó a la opositora si consideraba la incidencia de factores adicionales en el alza de los precios. Puso por ejemplo los momentos durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri en los que la emisión era nula y, sin embargo, había una alta inflación.

“Puede ser también no solo un problema de demanda, sino de oferta. No quiero dar una discusión súper técnica”, contestó Vidal y agregó: “Y además hay una responsabilidad por los próximos dos años que es del Gobierno, que gobierna sin plan y sin rumbo. Y no es que nada sucede porque vos no tomás decisiones. El salario perdió 20 puntos y las jubilaciones once en los últimos dos años. Deben poner sobre la mesa un plan consistente”.

Incluso con un rumbo claro sobre cómo enfrentar esta problemática, consideró que “la inflación en la Argentina llevará no menos de 10 años resolverse” y dijo que “ese fue un aprendizaje clarísimo” de su coalición. También dijo que el camino será lento en relación al flujo de capitales: “Estamos en una situación muy compleja por toda nuestra historia porque pasarán muchos años hasta que vuelva a venir la inversión externa; seremos los propios argentinos los que tendremos que apostar por nosotros mismos. El flujo especulativo no nos sirve, lo demostró el tiempo”.

Deuda con el FMI

En otro tramo de la nota, a Vidal le preguntaron por sus dichos en relación con el pago de la deuda contraída por el gobierno de Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Al respecto, la candidata había dicho que si Cambiemos hubiese ganado la elección de 2019 hubiera contado con la “confianza de los organismos internacionales” y hubiera “conseguido más crédito”.

En referencia a esa frase, aclaró: “Cuando yo hablo de crédito hablo de refinanciación, que es lo que el Gobierno hizo con los tenedores de deuda privada y es lo que tiene que hacer con el Fondo. Eso se da en un marco de confianza cuando tenés un plan económico consistente. Eso es algo que el Frente de Todos (FdT) no pudo ofrecer en los últimos dos años, porque por algo no tiene el acuerdo cerrado”.

En contraposición, la opositora destacó el escenario favorable en el que la Argentina se encontraba al final de la gestión de Macri: “A fines de 2019, con un esfuerzo enorme de los argentinos, el déficit era cercano a 0, las tarifas estaban prácticamente actualizadas, habían empezado a bajar los impuestos y se había emprendido un camino que desde la macroeconomía habían logrado resultados y generaban confianza, a diferencia del gobierno actual”.