Diputados analizan el proyecto de Ley de Hidrocarburos

Luego de que se anunciara el envío al Congreso Nacional del proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, legisladores de distintas fuerzas políticas expresaron su postura al respecto. 

Facundo Suárez Lastra, de la UCR, consideró que el proyecto contiene “principios de sana política energética que revisan una política energética muy equivocada». 

Por su parte, Guillermo Carnaghi, del Frente de Todos de Neuquén, dijo: “El proyecto intenta darle un impulso a este sector tan importante e impacta en la macroeconomía”. 

El proyecto contempla un esquema de incentivo a partir de mayores autorizaciones de exportación garantizadas y de disponibilidad de divisas para iniciativas que se encaren en todas las cuencas que aseguren un incremental de producción en gas y petróleo.

Diputados analizaron las prioridades del presupuesto 2022

Antes de la presentación del próximo presupuesto, legisladores de distintos bloques expresaron su postura respecto a los puntos que debería contemplar la Ley que condensa los lineamientos económicos para el próximo año.

Por un lado, Verónica Caliva, del Frente de Todos, indicó: “Primero tenemos que conocerlo, porque aún no ingresó. Esperamos que contemple las urgencias populares y que priorice la salud, porque seguimos transitando la pandemia».

Por su parte, el diputado Gustavo Menna, de la UCR, consideró que «El Presupuesto es la ley de leyes y define un programa de gobierno” y expresó: “Hay expectativa sobre todo en lo que es inversión en obras de infraestructura, necesarias para el desarrollo regional y el financiamiento de los programas».

Leandro Santoro miró a la Casa Rosada para la elección en noviembre: “La respuesta la tiene que dar el Gobierno”

El primer candidato a diputado del Frente de Todos sostuvo que el Poder Ejecutivo tiene que encargarse de “gestionar” y resolver problemas. Dijo que habrá anuncios importantes el jueves.

Tras la derrota, el primer candidato a diputado del Frente de Todos por la ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, sostuvo que se necesitan de medidas de gestión para reposicionar al espacio de cara a las elecciones generales de noviembre. Señaló que habrá anuncios esta semana.

“La respuesta la tiene que dar el Gobierno. Acá hay que gestionar, hay que resolver problemas. Es a través de acciones de gobierno, donde yo creo que nos podemos reposicionar y dar la pelea para el segundo tramo de la campaña”, afirmó en declaraciones a C5N.

Tras la derrota, el primer candidato a diputado del Frente de Todos por la ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, sostuvo que se necesitan de medidas de gestión para reposicionar al espacio de cara a las elecciones generales de noviembre. Señaló que habrá anuncios esta semana.

“La respuesta la tiene que dar el Gobierno. Acá hay que gestionar, hay que resolver problemas. Es a través de acciones de gobierno, donde yo creo que nos podemos reposicionar y dar la pelea para el segundo tramo de la campaña”, afirmó en declaraciones a C5N.

Un día después de las PASO, Santoro señaló que se tiene que reflexionar en profundidad sobre lo ocurrido. “Después de una situación como la que vivimos, razonablemente todo el mundo tiene que analizar. Descreo de esos análisis de 24 horas, donde aparecen los que tiene respuestas a todos”, dijo.

El dirigente oficialista señaló que mantuvo una conversación con el presidente Alberto Fernández en las últimas horas y que el comunicó que “habrá anuncios importantes este jueves”, como parte de la estrategia de posicionamiento tras el fuerte golpe en la elección. Santoro explicó que el mandatario “tomó nota” del mensaje de las urnas.

El candidato a diputado sostuvo que el Frente de Todos es consciente de la dificultad que existe en torno a la “pérdida de poder adquisitivo” y las políticas de ingreso. “La Argentina necesita esto, que haya dinero en la calle, dólares en el (Banco) Central, y que haya capacidad de crear las condiciones de consumo, y a partir de esa situación, esperar que el repunte de la economía termine acompañando”, opinó.

Por otro lado, Santoro tomó distancia de las críticas desde sectores duros contra el Gobierno. “Si alguien se hubiese imaginado este escenario lo tendría que haber compartido mucho antes, y sin embargo, eso no ocurrió”, lanzó y agregó: “Todos sabíamos que enfrentábamos una situación de mucha adversidad tanto material como simbólica”.

En ese sentido, el actual legislador porteño insistió en que “la pelota está en la cancha del Gobierno” y señaló que los funcionarios tienen “perfectamente claro lo que tienen que hacer”. Santoro insistió en que “el principal problema es socioeconómico” y apuntó que el Presidente “seguramente” realizará el jueves anuncios en relación a salarios, jubilaciones y Asignación Universal por Hijo.

Alberto Fernández y una derrota que lo enfrenta al escenario más temido

El Presidente fue el principal damnificado de una caída durísima que podría desembocar en la intervención de su administración por parte de sus socios; el futuro de su gabinete y la relación con Cristina.

Debilitado, sin construcción política propia y con una derrota que recayó sobre sus hombros, el presidente Alberto Fernández deberá enfrentar a partir de hoy una crisis política que podría desembocar en la intervención de su administración por parte de sus socios.

Ahora, se abre el escenario más temido por el jefe del Estado, quien hasta el momento había logrado frenar la presión interna. Solo resta saber qué profundidad y velocidad tendrán los cambios que le reclaman desde hace meses la vicepresidenta Cristina Kirchner, La Cámpora y Sergio Massa.

La discusión estará centrada en su gabinete y entorno; una renovación será inevitable. Los cargos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Sabina Frederic (Seguridad) y Claudio Moroni (Trabajo) están bajo severo cuestionamiento. El Presidente confiaba en que una victoria le permitiría sostener a su equipo y oficiaría de revalidación interna.

“Algo no hemos hecho bien para que la gente no nos acompañe. Todos los que estamos aquí escuchamos, de los errores aprendemos. Hay una demanda que no habremos satisfecho. A partir de mañana vamos a resolver el problema que la gente nos plantea”, dijo Fernández cerca de la medianoche junto Cristina Kirchner, Massa, Axel Kicillof y Máximo Kirchner.

En un discurso corto, el mandatario, único orador, hizo una especie de mea culpa -habló de “errores cometidos que no deben volver a cometerse”- y habló del desafío que comenzará en las próximas horas.

“La campaña acaba de empezar y en noviembre tenemos que ganarla. Vamos a corregir lo que se hizo mal o lo que no se haya hecho. No podemos volver atrás. Sabiendo que en ese mensaje hay demandas insatisfechas y reclamos por errores cometidos”, sostuvo ante la mirada atenta, con gesto adusto, de la vicepresidenta.

Sin respuesta, las PASO resultaron un cachetazo para el Presidente, que en la antesala de la elección se mostraba confiado y tranquilo. El impacto del voto castigo también afectó al kirchnerismo duro, representado por la expresidenta y por La Cámpora, la agrupación que lidera su hijo Máximo.

La unidad, principal valor del Frente de Todos, resultó insuficiente para encarar una elección atravesada por la crisis económica sin fin y con los errores propios, como el Olivosgate, determinante en el último tramo de la campaña. El oficialismo perdió en los seis distritos más importantes del país: Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos.

Pero fueron los números en la provincia de Buenos Aires –con el 90 por ciento de las mesas escrutadas, Juntos vencía al Frente de Todos por 38,1 a 33,5–, principal bastión del kirchnerismo, los que generaron un efecto demoledor que obligó a modificar la estrategia que estaba definida desde hacía semanas. Nadie imaginó nunca una derrota semejante.

El objetivo ahora, según anticiparon fuentes oficiales, es frenar a caída con la mirada puesta en el 14 de noviembre. Recuperar la identidad será uno de los objetivos. Pero además los principales accionistas del Frente de Todos le exigirán a Alberto Fernández que los escuche.

Horacio Rodríguez Larreta: “Los únicos que podemos frenar al kirchnerismo somos nosotros”

El jefe de Gobierno porteño hizo un balance de los resultados electorales; “Tenemos que consolidar una oposición”, dijo, en Costa Salguero

Tras la victoria de Juntos por el Cambio a nivel nacional, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hizo un análisis del resultado electoral y un especial pedido al espacio que representa Javier Milei, Avanza Libertad. “Tenemos que consolidar una oposición, los únicos que podemos frenar al kirchnerismo somos nosotros”, sostuvo el funcionario.

En diálogo con los medios, desde el centro vacunatorio de Costa Salguero, Rodríguez Larreta agregó: “Es muy importante que tengamos una oposición unificada, que es la que permitió frenar algunas iniciativas”.

El jefe de Gobierno porteño, uno de los impulsores del armado que triunfó en la provincia y la ciudad de Buenos Aires, evitó referirse a su posible candidatura presidencial y se limitó a agradecerle a la ciudadanía, celebró la unidad de la oposición y apuntó contra el Gobierno. “En eso no hago especulaciones políticas personales”, disparó, sobre la posibilidad de encabezar una lista para el ejecutivo nacional en 2023.

“Ayer hubo una voz muy clara, una voz de los argentinos que le dijo al Gobierno ‘basta de este rumbo, basta de querer avanzar sobre las instituciones, basta de no tener un plan, basta de promover que los chicos no estén en las aulas, de no tener una decisión política clara para luchar contra el narcotráfico y la seguridad’. Queremos un país con libertad, donde se promueva la libertad del trabajo, un país con los chicos en las aulas donde podamos salir con tranquilidad a la calle. Eso es lo que los argentinos quereos y votamos ayer”, consideró.

“Es la primera vez desde la vuelta a la democracia que se ha logrado mantener unida a la oposición”, continuó, y agregó: “Gracias a esa unidad es que en el Congreso pudimos frenar iniciativas como los superpoderes, la modificación de la Procuración y la reforma judicial”.

En este sentido, Rodríguez Larreta sostuvo que la oposición “obtuvo un voto de confianza de la gente gracias a la unidad”. “Hubo casos en todo el país que muestran que nos seguimos ampliando, que podemos tener perspectivas diferentes y nos podemos enriquecer”, agregó el dirigente de Juntos por el Cambio.

“Los únicos que podemos frenar las iniciativas del kirchnerismo, los únicos que podemos decirles basta somos nosotros, por la cantidad de diputados que tenemos e incluso por la perspectiva de aumentar los senadores”, sostuvo el jefe de Gobierno porteño, al tiempo que destacó la oportunidad de “proponer iniciativas propias”.

PASO 2021: los primeros resultados deberán estar antes de las 23 horas, según la Cámara Electoral

Santiago Corcuera, presidente de la Cámara Nacional Electoral, comunicó que los primeros resultados provisorios de las elecciones PASO del próximo domingo deberían estar antes de las 23 horas, el horario que el gobierno nacional estableció que comenzará a difundir los primeros datos por la situación sanitaria en la que se votará por la pandemia, lo que implica un mayor retraso en toda la logística del comicio.

Según publicó el diario Infobae, los jueces de la Cámara, Corcuera, Daniel Bejas y Alberto Dalla Vía, tuvieron una audiencia virtual con los apoderados de los partidos políticos nacionales y en el encuentro surgió el tema del resultado del escrutinio provisorio del domingo. “Es probable que, por la dinámica en la votación en las mesas y la cantidad de internas, se demore el cierre y haya resultados oficiales a partir de las 23. Van a ser los resultados hasta donde se haya llegado a contar hasta ese punto. Antes de las 23 no habría información oficial. Desde entonces, habrá un porcentaje representativo de cada distrito”, dijo la titular de la Dirección Nacional Electoral (DINE), Diana Quiodo.

El apoderado nacional de Juntos por el Cambio, Santiago Alberdi, planteó que la acordada 3 del 2017 de la Cámara Electoral establece que “la difusión de los resultados deberá iniciarse no más allá de las veintiuna (21) horas del día de la elección, sea cual fuere el porcentaje de mesas escrutadas hasta ese momento”.

Corcuera le respondió a Alberdi que esa acordada sigue vigente pero que en esta elección puede haber algún retraso porque hay más lugares de votación que en elecciones anteriores. Son cerca de un 20 por ciento más para garantizar las medidas sanitarias de que haya menos personas en los lugares de votación. Sin embargo, el camarista electoral sostuvo que la difusión de los resultados no debería demorarse hasta las 23 horas.

“En los hechos no creemos que el retraso sea de esa magnitud. Creemos que los resultados pueden ser antes, pero puede haber complicaciones porque hay un 20 por ciento más de locales de votación. Queremos creer que el Poder Ejecutivo Nacional va acelerar la carga y la difusión. Pensamos que los resultados pueden estar antes”, le dijo el magistrado a los apoderados de los partidos políticos.

El juez resaltó que los distritos más chicos, como la ciudad de Buenos Aires, la carga va a ser más ágil y que en otras, como la provincia de Buenos Aires haya retrasos por su extensión. También aclaró que el escrutinio provisorio está a cargo del gobierno nacional, a través del Correo Argentino, y que la carga de los resultados corresponde a una empresa privada.

Sobre la difusión de los datos, Juntos por el Cambio hizo un planteo judicial ante la juez electoral de la ciudad de Buenos Aires, María Servini. Le pidió que intime a la DINE “a establecer que los recaudos necesarios para que garanticen la difusión de los primeros resultados no más allá de las 21 horas”.

El apoderado Alberdi recordó en esa presentación la vigencia de la acordada tres y que en 2019 se estableció que los datos se comienzan a difundir cuando se tenga escrutado el 10 por ciento de las mesas de votación de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, que son los distritos de mayor volumen de votos.

Alberto Fernández afirma que está “cerca” de sellar el acuerdo con el FMI

El presidente Alberto Fernández se toma unos segundos antes de responder y baja el tono de su voz para centralizar la atención en sus palabras. “Estamos cerca”, dice el jefe del Estado sobre la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda con el organismo de alrededor de US$45.000 millones.

Los tiempos se agotan para cerrar un acuerdo, por ese motivo el Presidente elige sus palabras con cuidado. Solo resta debatir un punto, uno que para el gobierno nacional es clave: las sobretasas que la Argentina tiene que pagar por el monto del crédito.

“Para nosotros es una condición sine qua non”, advierte el Presidente sobre el costo extra que el organismo multilateral cobra a los países miembro que reciben un crédito mayor al que les corresponde por la cuota que tienen en el FMI.

Si bien el organismo multilateral de crédito ya anticipó que analizará el pedido de Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, para obtener una quita en los intereses que paga la Argentina, la directora gerente, Kristalina Georgieva, defendió hace cinco meses la tasa vigente al indicar que sirve, fundamentalmente, para proteger los recursos del Fondo.

El gobierno nacional aspira a conseguir una quita en la tasa de interés que la Argentina le paga al Fondo, algo que Fernández y Guzmán plantearon en diferentes foros, entre ellos el G20. Uno de los argumentos centrales que utilizaron para defender la solicitud es que, en el actual escenario de pandemia, las sobretasas actúan como un “castigo” para los países de economía intermedias como la Argentina.

Más allá de los reclamos, lo cierto es que hoy avanza una solución intermedia: suspender el cobro de las sobretasas durante el tiempo que dure la pandemia. El tema, según fuentes oficiales, está en la lista de asuntos que tratará el FMI en la próxima reunión de directorio en octubre. Más allá de esto, la entidad tenía previsto evaluar cambios en la política de tasas como parte de una revisión periódica.

El resto de los temas troncales de un posible acuerdo están avanzados. El Gobierno aspira a refinanciar la deuda que tomó el expresidente Mauricio Macri transformando el Acuerdo Stand-By de 2018 en un Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, según sus siglas en inglés), la línea de crédito más larga que ofrece el Fondo, diseñada para un programa a diez años que incluye un período de gracia inicial de cuatro años. Pese a los reclamos públicos de la vicepresidenta Cristina Kirchner y su hijo, Máximo, para lograr una extensión del plazo, no hay margen para lograrlo.

Sí, en cambio, la Casa Rosada pretende imponer un artículo en el acuerdo con una cláusula gatillo para que si en los próximos años el FMI genera un nuevo programa de asistencia con mejores condiciones el país automáticamente acceda a esos beneficios.

En las próximas semanas el país cumplirá con el primero de los pagos de capital que tiene que abonar al FMI por unos 3800 millones de dólares. Para eso utilizará gran parte de los 4300 millones de dólares que recibió en concepto de derechos especiales de giro, una asignación extra por la crisis económica internacional que provocó la pandemia del coronavirus.

Pero cerca del Presidente se entusiasman con la posibilidad de sellar un pacto que permita esquivar el segundo desembolso, de uno 2000 millones de dólares, para volcarlos en la maltrecha economía local. Hoy las posibilidades de alcanzar un principio de acuerdo antes de marzo de 2022, cuando finaliza la tregua con el Club de París, son escasas.

Antes, el Gobierno debe concluir las discusiones técnicas con Julie Kozack y Luis Cubeddu, los dos funcionarios del Fondo que llevan el caso argentino. Una vez cerrado el acuerdo técnico, el Gobierno deberá ir al Congreso para ungirlo de apoyo político, algo que, según confían en la Casa Rosada, lograrán sin dificultades. El paso final será la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI. El Gobierno se comprometió con el Club de París a tener cerrado el nuevo acuerdo antes del próximo 31 de marzo.

DIPUTADOS: Reunión con las cámaras de fabricantes de maquinaria agrícola

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, mantuvo un encuentro con representantes de las cámaras empresariales que nuclean a los productores de maquinaria agrícola del país para analizar un proyecto de ley sobre la identidad de la maquinaria agrícola nacional.  En el Salón de Honor de la Cámara de baja, Sergio Massa recibió a referentes del sector agrícola industrial para evaluar un proyecto de ley para la promoción de la industria nacional de maquinaria agrícola. Del encuentro también participaron el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Jorge Solmi, y el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio De Mendiguren. La iniciativa impulsada por la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) cuenta con el apoyo de las principales cámaras de fabricantes del país y promueve un tratamiento preferencial para las maquinarias agrícolas de origen nacional. El proyecto busca identificar la maquinaria agrícola nacional de la importada y promover un tratamiento específico en materia crediticia para la producción local, que representa el 80% de la mano de obra del sector y el 20% de la facturación total de la maquinaria agrícola.  Estuvieron presentes el presidente de la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), Néstor Cestari; el presidente de la Asociación Santafesina Industrial de la Maquinaria Agrícola (ASIMA), Ignacio Tanzi; el presidente de Maquinaria Agrícola de la Provincia de Buenos Aires (MAGRIBA), Hernan Zubeldía; el vicepresidente de CAFMA, Rubén Giorgi; el gerente ejecutivo CAFMA, Ricardo Fragueyro; el ex presidente y actual tesorero de CAFMA, Marcelo Valfiorani; el concejal de la Ciudad de Armstrong, Emiliano Gramigna junto a la asesora Eliana Gramigna.

Como continua la investigación de la causa por la fiesta en Olivos

Tras la decisión del juez federal Casanello de enviar a la justicia de San Isidro la causa por el festejo en Olivos en lo más estricto de la cuarentena, se abren varios caminos.

Según publicó el diario Infobae, Casanello se declaró incompetente para intervenir en el caso porque sostuvo que los hechos ocurrieron en Olivos y que por lo tanto corresponde que intervenga la justicia federal de San Isidro, de quien depende la zona de la quinta. El pase del caso no es inmediato. Hay tres días para que las partes del caso apelen esa decisión. Puede hacerlo el fiscal federal Ramiro González o las defensas de los imputados, entre ellas el propio presidente Alberto Fernández que se presentó en la causa como abogado propio y pidió su sobreseimiento o, en caso que no lo acepten, una conciliación económica para cerrar el caso. Si alguna parte apela la decisión de Casanello será revisada por la Cámara Federal de Comodoro Py. El tribunal deberá decidir si confirma o no la incompetencia.

Si nadie apela, el fallo del juez quedará firme y la causa pasará a la oficina de Lino Maribelli en San Isidro. Se trata del magistrado de esa jurisdicción que está de turno durante todo septiembre. El magistrado tendrá que resolver si se queda o no con el caso. Es que si bien la jurisprudencia establece que el caso lo toma el juez de turno en San Isidro ya hay una denuncia por el cumpleaños en Olivos. Ese expediente lo tiene la segunda magistrada de la jurisdicción, Sandra Arroyo Salgado. La jueza le había preguntado a Casanello por el expediente para saber su contenido. La expectativa era si le iba a pedir el caso. No lo hizo.

Desde el gobierno nacional dijeron hoy que no quieren a Arroyo Salgado al frente de la causa. “Creo que es conocido para todos que con nuestro espacio político, Arroyo Salgado claramente no garantiza ningún tipo de objetividad ni imparcialidad, porque lo demostró su conducta los últimos años. No es lo más adecuado si se espera una investigación imparcial. Hay opiniones públicas que rozan mucho lo personal, y es respetable”, dijo el viceministro de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena, en un reportaje con Radio 10 en el que también sostuvo que no estaba de acuerdo con el cambio de jurisdicción de la causa. Arroyo Salgado es la ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman. La jueza fue querellante en la causa penal y criticó duramente al entonces gobierno de Cristina Kirchner.

Cualquiera sea el juez de San Isidro que intervenga tendrá que resolver si se queda o no con el caso. Es que puede no compartir el criterio de incompetencia de Casanello y devolverle el expediente. Si eso ocurre, Casanello puede rever su criterio o quedarme con el caso o mantener su postura. Allí la Cámara Federal de Comodoro Py, ante un conflicto de competencia entre dos jueces, deberá resolver quién se la queda.

Si finalmente el caso queda en San Isidro el expediente tendrá una suerte de “fojas cero”. El caso ya tiene medidas de prueba, presentación de las partes e imputaciones. Pero el nuevo magistrado podrá darle o no otra dirección a la causa.

Todos estos pasos procesales implican que la causa demorará en tener una resolución en el corto plazo. Hasta ahora dos partes habían hecho pedidos concretos. Una fue Stefanía Domínguez, amiga de Yañez y una de las que estuvo en el cumpleaños. Su abogado Mauricio D’Alessandro pidió la inconstitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia que estableció la cuarentena. El fiscal González dictaminó por rechazarlo. El juez que tenga el caso deberá resolverlo.

Y el segundo fue Alberto Fernández con su planteo de que no hubo delito. Pidió ser sobreseído o pagar la mitad de su sueldo durante cuatro meses al instituto Malbrán como reparación por lo que el jefe de Estado reconoció como un error.

El Gobierno relativiza el impacto de la variable delta en las PASO y busca instalar que lo peor de la pandemia ya pasó

El avance en el plan de vacunación despeja las dudas sobre el impacto de la variable delta en el cronograma electoral. Con el 67,2 por ciento de los mayores de 50 años vacunados con el esquema completo, desde el gobierno nacional relativizaron el impacto de la variable que se descubrió en la India y que encendió la alarma en todo el mundo en el combate contra el coronavirus.

Así, cuando restan pocos días para las PASO, la Casa Rosada proyecta que la suba de contagios comenzará recién en “varias semanas”, lo que aclara el camino sobre cómo impactará el virus sobre uno de los máximos interrogantes alrededor de los comicios, el ausentismo. Pese a la apatía que muestran prácticamente la totalidad de los encuestadores, cerca del presidente Alberto Fernández aseguraron que no será significativo el voto ausente.

Desde hace semanas el Gobierno busca instalar que lo peor de la pandemia ya pasó. En esa línea se inscriben las últimas decisiones sobre la vuelta del público en el fútbol y la autorización para evitar la cuarentena para las personas que hayan “viajado al exterior por razones laborales o comerciales”, siempre y cuando acrediten el esquema de vacunación completo.

Más allá de la cuestión electoral, el principal objetivo de la vacunación es evitar que la suba de casos se traduzca en un aumento de la mortalidad. Como dato revelador, el 90% de los fallecidos durante este año tenían más de 50 años, población que ya se acerca al 70% de la vacunación completa.

Tanto es así que, en el Ministerio de Salud, a cargo de Carla Vizzotti, a partir de ahora la medida para definir medidas más restrictivas será la ocupación de las camas de terapia intensiva, que ayer estaban en un 47%.

En medio de la campaña electoral, el gobierno nacional busca también que los efectos de la cuarentena sean revalorizados. En este escenario, pese al impacto de las restricciones en la economía, desde Balcarce 50 pusieron énfasis en resaltar que los cuidados forzados, que decretó el jefe del Estado durante prácticamente todo el año pasado, sirvieron para evitar muertes.

“Cuidarse tuvo sentido. La sociedad argentina puede estar orgullosa de su esfuerzo por el cuidado. Los datos de 2020 muestran ese logro colectivo”, sostuvo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Según los datos que publicó Our World in Data, en la Argentina durante 2020 fallecieron 12,6% más personas que en el promedio de los últimos cinco años previos (2015-2019); la diferencia es de 36.000 muertes. Perú, por ejemplo, registró un incremento de 92,9%; Ecuador, 63,2%; México, 50,9%; Colombia, 30,9%; Estados Unidos, 20,5%; Brasil, 19,8%, mientras que el promedio mundial fue del 14,3%.

Si en lugar de un 12,6% de exceso de mortalidad en 2020 la Argentina hubiera tenido, por ejemplo, un 20%, el total de fallecidos sido 15.000 personas más. Si hubiera tenido un 30%, serían 56.000 más.

“Es difícil de decir con más de 100.000 fallecidos, pero para una pandemia son números positivos. La mortalidad que se vio de más es la mortalidad propia de una pandemia”, dijo la directora Nacional de Epidemiologia e Información Estratégica, Analía Rearte.

Los datos refieren al “exceso de mortalidad”, que incluye al número de muertes por todas las causas durante una crisis, catástrofe o, como en este caso, en una pandemia, que superan al promedio de los fallecidos durante un periodo de varios años en condiciones de normalidad.

Otro de los puntos de comparación que destacaron desde el gobierno nacional fue que el sistema de salud pudo resistir sin colapsar. Gran parte del salto de muertes durante la pandemia que registran países como Italia o España se debe justamente a la saturación del sistema de salud, lo que generó picos.

“Tienen picos de 150% más de mortalidad en algunos meses, lo que marca ese exceso es que se saturó el sistema de salud. Nosotros no tuvimos pico, el sistema de salud pudo dar respuesta. La cuarentena tuvo un efecto positivo”, agregó Rearte.

La semana pasada, con la llegada de 900.000 dosis de Moderna, la Argentina alcanzó las 50.261.120 dosis. De ese total, 14.693.420 son vacunas Sputnik V; 10.955.260 del primer componente (de las cuales 1.179.625 fueron producidas por Richmond) y 3.738.160 del segundo componente (395.000 fueron elaboradas en ese laboratorio nacional). De la firma AstraZeneca, el país ya cuenta con 13.939.700 vacunas entre las 580.000 de Covishield, las 1.944.000 recibidas por el mecanismo Covax, 10.204.700 provistas directamente por el laboratorio, 400.000 donadas por España y 811.000 por México.

En tanto, 17.928.000 son del laboratorio Sinopharm, 200.000 de Cansino, y 3.500.000 de Moderna donadas por EE.UU. De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, se distribuyeron 46.729.374 dosis de vacunas y se aplicaron 41.305.344.