Alerta en el BCRA: el ingreso de dólares del campo bajaría más de US$1000 millones en 2022

La merma de liquidaciones de divisas sería por los menores precios proyectados, luego de los récords de este año. El complejo sojero tendría una variación negativa de US$ 1.794 millones, pero sería compensado por los incrementos en otros cultivos, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

La proyección de las exportaciones agroindustriales para el 2022 alcanzaría US$ 35.966 millones, US$ 1.002 millones por debajo de este año, según la proyección de noviembre de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“El complejo soja generaría exportaciones por US$ 20.687 millones en el 2022, US$1.794 millones menos que el valor estimado a alcanzar en el año que corre, producto de menores precios FOB proyectados”, indicó la entidad.

El complejo maíz aportaría US$ 8.819 milloneslevemente por encima (US$ 109 millones) del guarismo del 2021. “Para el caso de los granos amarillos, el mayor tonelaje proyectado a exportar más que compensa los menores precios FOB previstos para el año próximo”.

El trigo alcanzaría despachos por US$ 4.097 millones, US$ 692 millones más que en 2021, producto tanto de un mayor saldo exportable como de un incremento en los precios FOB proyectados. todo lo cual eleva en US$ 510 millones la estimación de octubre para todos los cultivos.

Por último, los complejos de girasol y cebada alcanzarían exportaciones por US$ 1.272 y US$ 1.090 millones respectivamente, guarismos “prácticamente idénticos a los alcanzados en el año actual”.

Estacionalmente, se espera que el mayor valor de las exportaciones del 2022 se alcance en mayo, para cuando se proyectan despachos al exterior por US$ 3.799 millones.

“Esto se debe principalmente a los envíos al exterior estimados de maíz en grano cuando se cosechen los maíces tempranos y de productos del complejo soja a medida que se generalice la recolección de la oleaginosa”, indicó la entidad santafesina.

Asimismo, también se espera un elevado valor de las exportaciones para julio, de US$ 3.770 millones, cuando comience a ingresar el maíz tardío.

En tanto, para el corriente año, la nueva estimación de exportaciones de los principales productos del sector agroindustrial se ubica en US$ 36.968 millones, US$ 317 millones más que en la estimación de agosto, a causa de una mejora en los precios FOB del trigo y del maíz.

Por otro lado, un elemento a destacar es que, en base a los embarques de octubre y los precios FOB promedio del mes, las exportaciones de los principales productos del sector se estiman en US$ 2.939 millones, el “mayor valor de la historia para ese período”.

De esta manera, en los primeros 10 meses del año, las exportaciones mensuales de los principales productos del sector alcanzaron “sistemáticamente un récord para igual lapso de años anteriores”.

Además, se destaca que agosto fue cuando el valor de las exportaciones agroindustriales alcanzó “su número más alto de la historia para cualquier mes, registrando envíos al exterior por US$ 3.897 millones”.

En tanto, las proyecciones para el próximo año muestran que “los mayores precios FOB proyectados para el maíz, el trigo y la soja dejan como saldo un incremento en el valor de las exportaciones de estos productos respecto de la estimación de octubre”. Para el caso de la harina/pellets de soja, en tanto, un aumento en las toneladas proyectadas a exportar “más que compensan” los menores precios FOB recibidos por este derivado.

El aporte de cada cultivo en 2021

Las exportaciones del complejo sojero para el año que corre se estiman en US$ 22.481 millones, el de maíz se apunta con US$ 8.710 millones y el de trigo aportaría US$ 3.406 millones. Mientras que el girasol y la cebada generarían despachos por US$ 1.262 y US$ 1.108 millones, respectivamente.

Desagregando la información, la BCR pronosticó que el 2021 culminará con un incremento en el valor de las exportaciones de harina/pellets de soja respecto de la estimación de octubre. “Esto se debe a un mayor tonelaje estimado a exportar, principalmente de derivados del poroto”, precisaron.

Asimismo, se prevé una suba en la cotización de las exportaciones de maíz ante una mejora en los precios FOB recibidos por el cereal. “Este incremento más que compensa la caída estimada para el aceite de soja, el aceite de girasol y el biodiesel”.