Terminó la etapa de alegatos en el juicio Vialidad y las defensas pidieron que no vuelva a exponer Diego Luciani

Los abogados de seis de los acusados solicitaron que no intervenga otra vez el fiscal, a quien el tribunal planeaba darle la palabra para que respondiera planteos de nulidad y excepciones; los jueces ordenaron un cuarto intermedio para deliberar su respuesta

Esta mañana terminaron los alegatos en la causa Vialidad y el juicio entra en la etapa de definiciones. El plan del tribunal era darle ahora la posibilidad a la fiscalía de que conteste planteos de nulidad y excepciones que introdujeron las defensas durante sus exposiciones, pero seis de los abogados de los acusados pidieron la palabra y se opusieron a que eso ocurra. No quieren volver a estuchar al fiscal Diego Luciani.

El planteo lo hizo, primero, el abogado Mariano Fragueiro Frías, defensor de Héctor Garro, que dijo que, en la práctica, volver a darle la palabra a la fiscalía implicaría una suerte de reapertura de su alegato acusador.

“Las vistas significarían una prolongación de los alegatos y violarían el derecho de defensa”, dijo Fragueiro. “El tribunal está en condiciones de decidir lo que corresponda sin necedad de escuchar a nadie más”, afirmó.

”Me imagino, y puedo entenderlo, que el fiscal debe tener ganas de contestar un montón de cosas y que probablemente lo haga en el momento de las vistas, pero eso implicaría desnaturalizar los alegatos”, dijo Fragueiro. “Y si intenta replicar, no hay nada novedoso que justifique ninguna clase de réplica”.

El momento de las réplicas le da al fiscal la posibilidad de responder cuestiones “nuevas” que hayan sido introducidas por las otras partes. Si el fiscal decide hacerlo, después las defensas pueden contestarle, es lo que se llaman las “dúplicas”, pero los acusados prefieren evitarse todo ese trámite y que Luciani ya no vuelva a exponer en este juicio.

Fragueiro recordó que él había intentado replicar en otro juicio ante el mismo tribunal y que le dijeron que no. “No hay ninguna novedad, me dijo el tribunal en aquel juicio, y la verdad es que tenía razón”, relató.

“Ni las vistas ni las réplicas contribuirían al debido proceso”, insistió el abogado. Las “vistas” son la oportunidad para que la fiscalía conteste los pedidos de nulidad y excepciones presentadas por algunos de los defensores para frenar el juicio. Para Fragueiro, el tribunal no necesita escuchar a los fiscales para decidir si hace o no lugar a estos planteos.

Se sumaron al pedido de Fragueiro abogados de otros acusados, como Federico Paruolo (defensor de Nelson Periotti), Juan Martín Villanueva (defensor de Lázaro Báez), Gabriel Palmeiro (defensor de Julio De Vido), Nicolás Guzmán (defensor de Carlos Kirchner) y Oscar Vignale (defensor de Raúl Pavesi).

El tribunal pasó ahora a un cuarto intermedio para decidir si hace lugar a estos planteos.

Alberto Fernández llegó a Brasil para reunirse con Lula y relanzar la relación bilateral

El Presidente felicitará en persona al brasileño por el triunfo en el ballottage sobre Bolsonaro

SAN PABLO.– Con la intención de relanzar desde hoy el vínculo con Brasil y de poner “fin a las hostilidades”, Alberto Fernández viajó para saludar en persona a Luiz Inácio Lula da Silva después del triunfo electoral de ayer sobre Jair Bolsonaro. El presidente argentino y la comitiva aterrizaron a las 11.35 en San Pablo, desde donde se dirigen al hotel Intercontinental, donde ayer Lula y la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) esperaron los resultados del ballottage.

Los primeros en llegar al hotel fueron el embajador Daniel Scioli y el ministro del interior, Eduardo De Pedro, quien confirmó a LN+ que hubo un intercambio entre Cristina Kirchner y Lula después de confirmarse el triunfo. Ante el silencio de Bolsonaro, fuentes diplomáticas argentinas dijeron que debería tener un gesto de grandeza en pronunciarse sobre el resultado.ESCUCHAR

SAN PABLO.– Con la intención de relanzar desde hoy el vínculo con Brasil y de poner “fin a las hostilidades”, Alberto Fernández viajó para saludar en persona a Luiz Inácio Lula da Silva después del triunfo electoral de ayer sobre Jair Bolsonaro. El presidente argentino y la comitiva aterrizaron a las 11.35 en San Pablo, desde donde se dirigen al hotel Intercontinental, donde ayer Lula y la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) esperaron los resultados del ballottage.

Los primeros en llegar al hotel fueron el embajador Daniel Scioli y el ministro del interior, Eduardo De Pedro, quien confirmó a LN+ que hubo un intercambio entre Cristina Kirchner y Lula después de confirmarse el triunfo. Ante el silencio de Bolsonaro, fuentes diplomáticas argentinas dijeron que debería tener un gesto de grandeza en pronunciarse sobre el resultado.

Lula ya se encuentra en el hotel, acompañado de su esposa, Janja, y prevé recibir a Fernández en el transcurso de la jornada. Ya estuvo en el hotel con el expresidente de Uruguay José Pepe Mujica, que había acompañado al líder del PT en la caminata de la victoria en el centro de San Pablo, el sábado pasado.

Para Alberto Fernández es la primera vez que viaja a Brasil desde que asumió, en 2019, y no lo hace en una visita oficial de Estado.

El Presidente viaja acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; y los diputados nacionales Eduardo Valdes y Carlos Heller.

Malena Galmarini competirá por la intendencia de Tigre y se espera una PASO caliente

La titular de Aysa anunció que se postulará en 2023; se perfila una interna con Zamora, el actual intendente, que quiere seguir en el distrito y está enfrentado con ella y con Massa

Malena Galmarini anunció este fin de semana que el año que viene, competirá por la intendencia de Tigre. La titular de Aysa lo afirmó en un almuerzo de celebración del aniversario de la localidad de Troncos del Talar, en el que los militantes lucieron pecheras con su nombre y se colocaron carteles con la leyenda “Malena 2023″. El avance de la candidatura de Galmarini pronostica un nuevo capítulo de la interna que ella y su marido, el ministro de EconomíaSergio Massa, sostienen con el actual intendente, Julio Zamora, que tiene intenciones de seguir al frente de la municipalidad durante un período más.

“Podemos lograr todo aquello que nos propongamos. Por eso, quiero decirles abiertamente que, el año que viene, me voy a presentar como precandidata a la intendencia de Tigre”, dijo Galmarini ayer, en un acto por el aniversario de Troncos del Talar que incluyó un almuerzo, shows y sorteos de bicicletas.

Fuentes cercanas a la titular de Aysa señalaron que a Galmarini “le encantaría ser intendenta” y que, si bien ayer hizo pública esa intención, “es un deseo que siempre tuvo, desde los tiempos de la gestión de Sergio [Massa fue intendente de Tigre en dos oportunidades]”.

La postulación de Galmarini ya agita la interna en el municipio de Tigre. El intendente Zamora está enfrentado con ella y con Massa, a pesar de la sociedad política que acordaron en 2019 para formar parte de la boleta del Frente de Todos, con Zamora a la cabeza. Los cortocircuitos son de larga data, ya que Galmarini fue concejala y funcionaria municipal con Zamora como intendente y el jefe comunal le recriminaba que desconocía su autoridad y gestionaba por su cuenta.

Zamora tiene previsto volver a presentarse a la intendencia y evalúa competir en las PASO contra Galmarini. De hecho, es uno de los jefes comunales que están en contra de que se suspendan las primarias el año que viene.

“Hace un tiempito que no hay mucho diálogo. No quedamos exentos a los tironeos internos. Pero los concejales de Malena están dentro del mismo espacio que los de Zamora”, aseguraron cerca de Galmarini.

Zamora reemplazó a Massa cuando el actual ministro dejó la intendencia para asumir cargos como los de jefe de Gabinete (en 2008) o diputado nacional (en 2013). Era concejal y había ocupado el primer lugar de la lista. En 2015 y 2019, Zamora ganó las elecciones municipales y desea lograr un tercer mandato consecutivo en 2023..

Cecilia Moreau consiguió los consensos y Diputados aprobó el Presupuesto 2023

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del próximo año. Participó el ministro de Economía, Sergio Massa, que se acercó para seguir la votación de la iniciativa.

Cecilia Moreau, la primera mujer en la historia en presidir la Cámara baja, logró los acuerdos necesarios y, con 180 votos positivos, Diputados aprobó el Presupuesto 2023, presentado por el ministro de Economía, Sergio Massa, que estuvo presente en el Recinto para seguir la aprobación del proyecto.En una sesión maratónica, la Cámara baja dio el visto bueno a la iniciativa, a la que se le incluyeron modificaciones, entre las que se destacan la financiación de hasta 96 cuotas para el pago de la deuda que las provincias tienen con CAMMESA y la Exención del Impuesto a las Ganancias sobre los adicionales de los trabajadores camioneros.Durante casi un mes, Diputados llevó adelante el debate por el Presupuesto 2023, a través de una serie de reuniones informativas en el marco de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, donde expusieron ministros, titulares y secretarios de distintas áreas del Gobierno Nacional.En ese contexto, la Oficina de Presupuesto del Congreso destacó el tratamiento que se le dio en la Cámara baja al proyecto, “en lo personal, me alegra que, además del equipo económico, han pasado 9 ministros”, sostuvo Marcos Makón, en relación a la cantidad de funcionarios que participaron del debate, algo que fue acordado por la presidenta de la HCDN, Cecilia Moreau y los jefes de los bloques del oficialismo y la oposición.Además de la presentación del proyecto, por parte del ministro de Economía Sergio Massa, durante las tres semanas que lleva el tratamiento en Diputados, han participado: los responsables de las carteras Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Jaime Percyck (Educación), Alexis Guerrera (Transporte), Claudio Moroni (Trabajo), Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible), Jorge Taiana (Defensa),  Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología); Sonia Tarragona (jefa de Gabinete del Ministerio de Salud); los titulares Carlos Castagneto (AFIP), Fernanda Raverta (ANSES) y Guillermo Michel (Aduana);  el presidente del BCRA, Miguel Pesce; el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein; los secretarios del Ministerio de Economía, Juan José Bahillo (Agricultura), José de Mendiguren (Producción), Flavia Royón (Energía), Raúl Rigo (Hacienda), Eduardo Setti (Finanzas); los presidentes Pablo Ceriani (Aerolíneas Argentinas), Martín Marinucci (Trenes Argentinos), Daniel Vispo (Trenes Argentinos Cargas), Agustín Gerez (ENARSA) y Sebastián Boneto (CAMMESA); entre otros.

Beneficios con Banco Ciudad y Visa: Clientes del Banco Ciudad ganaron viajes a la Copa Mundial de la FIFA CATAR 2022

Buenos Aires, 26 de octubre de 2022. En el marco de las acciones promocionales que el Banco Ciudad y Visa llevan adelante con sus clientes usuarios de tarjetas Visa-Banco Ciudad de crédito y débito, se entregaron los premios a tres clientes del Ciudad, ganadores de los viajes con todo pago a la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022, cortesía de Visa.

En el mediodía de hoy, en el edificio central del Banco Ciudad (Maipú 326 – CABA), la docente Paola Bruno, Débora Scollo, empleada en un Juzgado de la Seguridad Social, y Hugo Corra, jubilado, obtuvieron: para ellos más un acompañante, pasajes directos y alojamiento por 4 noches en Catar en hotel 5 estrellas en Doha, traslados hacia partidos, entradas para 2 partidos de fase de Grupos (uno de la Selección Argentina) y para actividades grupales propuestas por Visa, entre otros beneficios. Asimismo recibieron obsequios de merchandising de Banco Ciudad para el viaje y de Visa alusivos a la Copa Mundial. 

El presidente del Banco Ciudad, Guillermo A. Laje, participó del evento y felicitó a los ganadores. También estuvieron presentes, en representación de Visa, el director de Business Development Alejandro Manoni y Maria Virginia Gañan, Client Marketing manager, así como Maximiliano Coll, subgerente general comercial del Banco Ciudad.

La promoción que dio lugar a estos premios establecía que todas las compras realizadas entre el 1 y el 30 de septiembre, abonadas con tarjeta de débito o crédito VISA, sumaban chances para ser parte del sorteo de tres paquetes para vivir Catar 2022. Cada compra sumaba una chance para el sorteo y, si la transacción se realizaba a través de la billetera Modo (usando tarjeta Visa), se triplicaban las chances, sumando tres chances por compra. El sorteo se realizó el 18 de este mes por método aleatorio ante escribano público.

Las tarjetas de crédito del Banco Ciudad se pueden solicitar de manera simple y ágil, 100% online, y con comisión de renovación bonificada sin límite de tiempo, a través de la web de la entidadhttps://www.bancociudad.com.ar/institucional/micrositio/TC100Digital . Adicionalmente, por pedirla online, obtienen un 50% de descuento en la primera compra en cualquier comercio del país. La solicitud se completa con unos simples pasos: escanear un código QR, completar los datos, sacar una foto de frente y dorso del documento de identidad, tomarse una selfie y verificar que los datos ingresados sean correctos. Luego las tarjetas de débito y crédito llegarán a domicilio por correo.

Massa y la hora del pragmatismo: alivio de algunos, desazón de otros

El ministro maneja las contradicciones de una manera que genera confianza en el ala cristinista del Gobierno, pero desconcierta a los empresarios; empieza a gestarse una nueva amenaza para diciembre: la sequía complica la entrada del “dólar verano”.

Los empresarios están conociendo en estos días los efectos adversos de una de las facetas de Sergio Massa que alguna vez vieron como virtud allá por principios de agosto, cuando llegó al Palacio de Hacienda. La cintura política y el pragmatismo que le reconocían como activos para salir del laberinto político y económico de entonces son ahora características que a veces los desconciertan.

Así, mientras el ministro, desde Estados Unidos, ponderaba el orden fiscal y afirmaba que los congelamientos de precios no son buenos, en Buenos Aires sus colaboradores ponían en marcha la rueda de encuentros con las empresas líderes de consumo masivo para negociar un plan de ese estilo, con precios fijos por 120 días e impresos en las etiquetas de los productos. Massa lo bautizó como un programa de “Precios Justos”, que pretende que abarque alimentos, artículos de limpieza e higiene y hasta medicamentos. La elección de las palabras no es casual en la estrategia comunicacional del ministro. Por eso se habla también de un “alineamiento” de salarios y precios en esas compañías, es decir, un virtual congelamiento de sueldos que deberá negociarse con los gremios, a los que buscará sumar a la mesa.

Tampoco son casuales los mensajes y gestos de sus socios de la coalición gobernante, el cliente interno al cual el massismo no puede desatender. No solo el ya famoso tuit de Cristina Kichner reclamando por la suba de la indigencia, sino también las poco sutiles indirectas de Axel Kicillof sobre cuál es el camino a seguir. El gobernador bonaerense impulsa casi todos los meses alguna demostración de fuerza frente a los supermercados o alguno de sus proveedores. Gestos de cara al Gran Buenos Aires, que soporta una inflación interanual de 88,3% en los alimentos.

“No es congelamiento o muerte; lo que banca Cristina es la regulación. Hay que analizar por qué en los últimos tres meses hay una brecha entre los precios de góndola y el resto”, dice un economista muy escuchado por los seguidores de la vicepresidenta. “No es por costo ni por demanda; no es el conflicto bélico en Ucrania, no son los salarios ni las tarifas. En julio las expectativas de devaluación se expresaron en la brecha cambiaria: saltó la brecha y saltó la inflación; luego esa brecha se achicó y los precios no bajaron”, advierte.

En la visión del ala cristinista del Frente de Todos, en la relación del Gobierno con los empresarios siempre hay tensión y el simbolismo es tan importante como el castigo efectivo. Por eso el economista no ve el pronunciamiento de la vice sobre la suba de la indigencia como una amonestación a Massa, sino como una reafirmación de identidad. Si bien el ministro tiene una mirada -y contactos- más promercado y proempresa, confían en su muñeca política. “Antes que eso es un pragmático”, analiza la fuente.

El expresidente de la Cámara de Diputados parece estar a la altura de la definición. Como pretende que Precios Justos sea fruto de un acuerdo y no de una imposición, lo presenta como algo que no entraría en contradicción con su diagnóstico sobre la inefectividad de los congelamientos. Pero no todos están convencidos de que eso será así por la resistencia de las empresas a imprimir los precios en el packaging (dicen que sería muy costoso y que la experiencia anterior, en 2021, fracasó) y por los tiempos que insumirían los cambios“Los funcionarios con los que hablamos dan la sensación de que se sienten presionados políticamente para aplicar un congelamiento y lo quieren ya, desde noviembre hasta febrero”, dice el ejecutivo de una de las compañías convocadas. Y agrega que están poniendo sobre la mesa herramientas a medida de cada empresa para compensar la pérdida de rentabilidad que implicaría ese congelamiento. “A las que exportan les ofrecen un dólar diferencial; a las que importan, facilidades para importar; a las que no necesitan ni lo uno ni lo otro, créditos o subsidios”, relata. Esa disparidad entre la urgencia oficial y la falta de precisiones, más la insistencia en los precios impresos, llevan al ejecutivo a pensar que podría estar preparándose el terreno para un congelamiento unilateral.

¿Massa en modo Feletti? “Sergio sabe que sin la macro no se puede, pero con la macro sola no alcanza”, bromea el economista, jugando con la consigna que unió a las tres vertientes del Gobierno en las elecciones de 2019. Pone como ejemplo la puesta en marcha del nuevo sistema de importaciones, el SIRA, que empezó a funcionar hace unos días. “Les estábamos dando los dólares a los industriales y ellos los estaban usando para sobrestockearse; lo que decíamos era: no sean tan boludos”, agrega.

El SIRA es el nuevo juguete tecnológico del equipo de Massa, un sistema informático que la Aduana empezó a pergeñar en julio pasado, que permite a un grupo de funcionarios monitorear en tiempo real los pedidos de importación de las empresas y se puede consultar en cualquier momento desde una notebook o incluso desde el celular mediante una app. Se trata de un “tablero de control” on line que clasifica los requerimientos de las compañías con un mapa de calor de cuatro colores -verde, amarillo, naranja y rojo- en función de la “razonabilidad” de los pedidos. Para hacerlo está cargado el historial de los últimos 24 meses de cada CUIT que registró una autorización para importar; si el monto de dólares necesario es muy superior al promedio de ese período, o si la solicitud es de alguien que no importa habitualmente, el sistema lo expone de una manera muy gráfica. A partir de esa información, se arma un calendario de acceso a los dólares del Banco Central para que las firmas autorizadas sepan cuándo podrán pagar sus compras al exterior.

Cerca de Massa dicen que, tras algunos ajustes que frenaron las operaciones de comercio exterior, el sistema ya está funcionando normalmente. Hasta el viernes a la tarde había más de 38.000 SIRA registradas y más de 8000 importadores habían anotado al menos una. En total, son pedidos superiores a US$4400 millones, más de la mitad de lo recaudado con el dólar soja, a los que el Gobierno deberá pasar por el cedazo. Por lo pronto, 1068 empresas con medidas cautelares para importar están bloqueadas hasta tanto no desistan. El martes próximo, representantes de la Unión Industrial Argentina se reunirán con el subsecretario de Política y Gestión Comercial, Germán Cervantes, para exponer los casos de importaciones frenadas y buscar una solución. Massa está tan entusiasmado con el nuevo sistema que quiere armar un “tablero de control” similar para monitorear el cumplimiento de Precios Justos.

Mientras tanto, sus fintas desconciertan. Es el caso de la amenaza a los textiles de abrir la importación para bajar los precios de la ropa. Según fuentes del sector, hay un acuerdo de congelamiento de precios prácticamente cerrado al que solo le faltan los últimos detalles, entre ellos, su duración. Los textiles proponen fijar precios por un mes y en los seis meses posteriores ajustarlos según la variación del tipo de cambio, que sigue por debajo de la inflación. Juran que extender el pacto a dos o tres meses, como pretende el Gobierno, los haría ir a una rentabilidad negativa, que históricamente está en un dígito. En medio de ese tira y afloje esgrimió Massa la libre importación como un arma eficaz para hacer bajar los precios por la vía de una mayor competencia. “No sé con qué dólares lo harían si no hay, pero la verdad es que esto no da para más, no da para tanta franela; estamos para cerrar”, lamenta un empresario textil, sin percatarse de lo apropiado de la metáfora. Cree que todo es parte de un juego político: “Tengo el acuerdo en la mano y hago que parezca que salió por presión del Estado; qué casualidad que con los neumáticos pasó lo mismo”, razona.

En donde el ministro de Economía parece menos convencido de las virtudes de la apertura comercial es en el caso de la electrónica de Tierra del Fuego. Junto con una suba de impuestos internos para celulares, TV y equipos de aire acondicionado, introdujo en el proyecto de presupuesto de 2023 un alza de aranceles para los productos importados. Según fuentes oficiales, la mayor protección a las empresas fueguinas permitirá al Estado embolsar el equivalente a unos US$140 millones. Cuando se les pregunta si eso no tendrá un impacto en los precios, dicen que los empresarios que manejan la industria isleña son básicamente dos, Rubén Cherñajovsky (Grupo Newsan) y Nicolás Caputo (Mirgor, Brightstar), y que prometieron que no habrá traslado a precios. “Es un sector muy fácil de controlar; no está atomizado como la industria textil”, confían. Por ahora todo fluye: el Gobierno acordó con ellos nuevos planes Ahora 30 y Ahora 42, y un congelamiento de precios por 90 días.

Rumbo a 2023: Axel Kicillof hace equilibrio entre la embestida de Máximo Kirchner y la “billetera” de Alberto Fernández

El gobernador comparte en privado las críticas que La Cámpora y los intendentes dedican al Presidente, pero necesita fondos millonarios para obras y contención social.

LA PLATA.– El gobernador Axel Kicillof se balancea en un incómodo equilibrio entre las críticas a la política de Alberto Fernández que dispara cada día más intensamente el kirchnerismo y su presencia institucional junto al gobierno nacional, la llave para continuar recibiendo fondos para la provincia de Buenos Aires.

El Día de la Lealtad, el gobernador se abrazó a Máximo Kirchner luego de que el hijo de la vicepresidenta denunciara “traiciones” a los trabajadores desde “el poder” y reclamara que se decrete un aumento de suma fija, medida que resiste la Casa Rosada.

Esa misma mañana del lunes, y la mañana siguiente, Kicillof se mostró junto a Alberto Fernández para presentar obras en Cañuelas y Hurlingham: el conurbano es el territorio que el gobernador pretende apuntalar con infraestructura para buscar su reelección en 2023.

Kicillof volvió a juntarse en miércoles con Máximo Kirchner, en la residencia oficial de esta capital, para trazar un plan de blindaje que permita a la provincia despegarse de una posible derrota nacional. En esa reunión, nuevamente, se plantearon fuertes críticas a la gestión de Fernández, con algunos de sus ministros presentes.

El gobernador cuestiona la gestión de Fernández en privado, pero depende de los adelantos del Tesoro y de las transferencias discrecionales de la Nación para cerrar sus números.

El presupuesto de 2023 que Kicillof trabaja con Sergio Massa que será superior a los seis billones de pesos da cuenta de las obras que el gobierno intenta ejecutar para reactivar una economía, afirman en la Casa de Gobierno

El presupuesto bonaerense para 2023, que Kicillof trabaja con el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, será superior a los seis billones de pesos y da cuenta de las obras con las que se busca reactivar la economía bonaerense, afirman en la Casa de Gobierno. Reactivar la producción, avalar la inversión en educación y en seguridad, son las prioridades. Pero no faltan las obras en el Gran Buenos Aires: el 7% del total estará destinado a bienes de capital.

Además, Kicillof acordó con Massa obras de envergadura que requieren inversión nacional, destinadas a la Central Nuclear de Atucha, Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) y el Canal Magdalena, además de más programas de viviendas fundamentales en un año electoral.

Buenos Aires requiere cada vez de mayor asistencia: es una de las tres provincias que terminarán el año con déficit primario, según proyecciones de la consultora LGSA que lidera el exministro de Economía del kirchnerismo Hernán Lorenzino.

En Buenos Aires el mayor gasto lo representan los salarios, que este año se actualizarán en un 90 por ciento interanual para mantener la buena sintonía con los sindicatos. El gobierno de Kicillof asegura que la suba se pagó con recursos propios y no con fondos nacionales.

El aumento de paritarias para los trabajadores estatales continuará como una política central el año que viene. Justamente, Kicillof se cuidó de hacer el anuncio de la suba antes de abrazarse a Pablo Moyano (Camioneros), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Hugo Godoy (CTA autónoma) y Roberto Baradel (Suteba) en el escenario montado por La Cámpora y los Camioneros en la Plaza de Mayo. “Los trabajadores están esperando que de una buena vez por todas dejen de traicionarlos”, dijo allí Máximo Kirchner.

En esa marcha estuvieron la mayoría de los intendentes que se reencontrarían dos días más tarde con Kicillof y Kirchner para trazar una estrategia electoral bonaerense de espaldas a la Casa Rosada. Al Presidente no se le pidió opinión sobre cómo ganar en el principal distrito electoral del país. Sólo se esperan las obras, la transferencia de fondos y los Aportes del Tesoro Nacional. El cambio de rumbo económico se pide a gritos en actos públicos, ya no es un secreto.

Lo que necesitamos del Presidente para ganar las elecciones del año que viene es que baje la inflación”, sostienen en la Casa de Gobierno de La Plata. Ser parte del frente opositor interno es uno de los ingredientes del equilibrio que administra Kicillof y que cada vez oculta menos.

En la residencia oficial de La Plata la mayoría de las voces estuvieron de acuerdo en la conveniencia de eliminar las PASO y en replegarse a trabajar territorialmente en los distritos para intentar salvar el capital político del peronismo. Los funcionarios y legisladores en uso de licencia, como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Ariel Sujarchuk (Escobar) o Mariano Cascallares (Almirante Brown), volverán a pelear por las intendencias en sus pagos chicos.

La mejor estrategia de campaña es mejorar la gestión, acordaron en La Plata. Por ejemplo, la seguridad, resaltaron a modo de crítica algunos de los alcaldes. Kicillof también coincide en que los votos se ganan con gestión, pero antes que una autocrítica por el accionar de Sergio Berni se le escuchó una fuerte intención de destinar más dinero en obras.

Un ejemplo paradigmático de la postal que busca exhibirse es el Hospital Néstor Kirchner de La Matanza, paralizado hace una década y que fue motivo de un pedido de informes de Máximo Kirchner a la Casa Rosada. Sólo para terminar esta obra el gobierno nacional comprometió $300 millones.

El “blindaje” bonaerense no es sencillo, admiten referentes provinciales que participan del armado de la estrategia electoral. “Pero si no ganas en Nación es muy difícil ganar en Provincia”, reconocen. El último en lograrlo fue Carlos Ruckauf, cuando Fernando De la Rúa llegó a la Presidencia.

Impuesto a las Ganancias: los jueces le pidieron una reunión a Cristina Kirchner

Así lo confirmó el presidente de la Asociación de Magistrados, Marcelo Gallo Tagle, quien advirtió que el proyecto para que los jueces paguen el tributo es una respuesta a fallos adversos para el oficialismo.

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (Amjfn) que nuclea a los jueces de la Justicia federal y nacional le solicitaron a Cristina Kirchner, en su rol de presidenta de la Cámara de Senadores, una reunión para dialogar sobre la intención del Gobierno de que todos los integrantes del Poder Judicial paguen el impuesto a las ganancias. Así lo confirmó hoy el presidente de la asociación, Marcelo Gallo Tagle, quien advirtió que esas medidas son como “respuesta a consecuencias adversas -para el oficialismo- de un fallo judicial”.

Según explicaron, la presentación se hizo de forma escrita y fue dirigida a la vicepresidenta. “Tras la petición que realizamos, fuimos convocados por la Comisión de Presupuesto para una instancia de diálogo”, señalaron los jueces. “Consideramos que la única manera de terminar esta discusión es desde el diálogo. Estamos dispuestos a hablar e intentar encontrar una solución”, concluyeron.

En ese sentido justificó que “la semana pasada perdieron la elecciones en el Consejo de la Magistratura, y al día siguiente presentaron esto” y que en los últimos años todas las medidas tomadas por la administración de Alberto Fernández son “respuestas a consecuencias adversas de un fallo judicial”.

Asimismo, explicó que el artículo 110 de la Constitución habla de la “intangibilidad’’, tema que pudo haber sido observado en 1994 con la reforma constitucional, pero que se mantuvo. Está prohibido incluir en la ley de presupuesto este tipo de normas que afecten con un tributo. más allá de otras cuestiones de índole constitucional que afectan este proyecto”.

Por otro lado, hizo referencia al pedido que hizo la organización para llegar a una reunión con los representantes de la cámara de diputados y de senadores, y por lo tanto con la presidenta de la cámara alta, Cristina Kirchner. “Estamos dispuestos a dialogar, es lo que hemos pedido en la cámara de diputados y senadores, vías para superar esta cuestión porque somos conscientes del impacto negativo que tiene en la sociedad”, sostuvo Gallo Tagle.

Por último, criticó que en el presupuesto 2023 presentado por el oficialismo “no hay ningún párrafo que trate sobre acortar los gastos del Estado”, y que en cambio “están buscando otras vías alternativas que no les corresponde”.

Diputados emitió dictamen de mayoría sobre el proyecto de presupuesto 2023

LA COMISIÓN DE PRESUPUESTO Y HACIENDA INCORPORÓ ALGUNAS MODIFICACIONES SOLICITADAS POR LEGISLADORES DE DISTINTOS BLOQUES PARLAMENTARIOS, SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTO 2023. EL PROYECTO QUEDA EN CONDICIONES DE SER TRATADO EN EL RECINTO.

Luego de un cuarto intermedio, se reanudó el debate del proyecto de ley de Presupuesto General de la Administración nacional para el Ejercicio Fiscal 2023, y al respecto, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, diputado Carlos Heller (FdT), señaló: “Vamos a proponer una serie de modificaciones a determinados artículos que componen el proyecto de ley”.

“Articulo 11, modificaciones sobre adquisición/realización/asignación de obras; Art. 13, sobre los recursos al Ministerio de Educación; Art. 17 sobre conservación y protección de los bosques nativos; Art. 61, donde se agrega el fideicomiso de fortalecimiento del sistema nacional de aeropuertos; Art. 81 Referido al Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros por Automotor Urbano y Suburbano del Interior del País, estableciendo la suma de 85 mil millones de pesos como piso; Art. 83 sobre asignaciones para la provincia de Rioja; eliminación del texto original enviado por el Poder Ejecutivo el Art. 88 referido a Aerolíneas Argentinas; Art. 90 respecto a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima); y Art. 96, sobre regularización de deudas del Estado”, detalló .

Además, el diputado oficialista explicó que, con estas consideraciones detalladas, se “busca interpretar principios de acuerdo de texto para buscar el apoyo mayoritario”.

Por su parte, el diputado del Frente de la Concordia Misionero, Diego Sartori, se refirió a las obras de la provincia Misiones y, en ese sentido, pidió “la incorporación de la Zona Aduanera Especial para Misiones”.

Respecto a la educación, la diputada Susana Landriscini (FdT) propuso “aumentar los montos para las becas Progresar”; mientras que su par oficialista José Luis Gioja pidió “incrementar el Fondo nacional de incentivos docentes para las provincias”.

Desde Evolución Radical, la diputada Danya Tavela mencionó algunas consideraciones propuestas por su bloque: “Agregar en el Art. 6 sobre congelamiento del empleo público, un ítem que indique que esos informes se remitan al Congreso; la ampliación de las becas Progresar; y la reformulación del Art. 96 vinculado a las retenciones, entre otras”.

En otro orden, el diputado Marcelo Casaretto (FdT) explicó: “Hice un pedido de incorporación, dentro el proyecto de Presupuesto, de un artículo referido a la eliminación de la exención del pago de impuesto a las Ganancias en el Poder Judicial”. “Creo que hay que modificar, dentro del rubro de Gastos Tributarios, la exención de los ingresos de magistrados y funcionarios de los poderes judiciales nacionales y provinciales”, consideró.

A su turno, el diputado del Pro Luciano Laspina, se refirió a la postura de su bloque e interbloque, y en ese sentido, detalló algunas consideraciones: “Pedimos la incorporación de una cláusula gatillo respecto a la inflación del próximo año; queremos garantizar que las retenciones no van a subir; y pedimos el congelamiento de la planta de personal del Estado”.

Luego, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, el diputado Juan Manuel López consultó por una propuesta de los legisladores de Tierra del Fuego, respecto a “un aumento a los impuestos internos a bienes electrónicos”, y ratificó: “Nosotros estamos en contra de subir impuestos”.

En otro sentido, el diputado de la UCR Lisandro Nieri apoyó la propuesta del diputado Casaretto (FdT) para que el Poder Judicial pague Ganancias: “Habría que instrumentarlo con todos los resguardos para que, efectivamente se pueda hacer, ya que han existido muchos intentos de avance y, lamentablemente, después se retrocede”.

Además, la diputada Paula Penacca (FdT) pidió incorporar en el dictamen “la creación de la tasa de seguridad de aviación”.

A modo de cierre, el presidente del bloque del Frente de Todos, diputado Germán Martínez, se refirió a “los atributos que tiene este proyecto”, y ponderó: “Hoy tenemos un dictamen que es mejor al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo; es superador”. “Los pedidos de incorporaciones le dan al Presupuesto una diversidad de miradas”, subrayó.

Finalmente, el diputado Carlos Heller (FdT) detalló algunas de las incorporaciones que surgieron del debate: “Se enviará una ley complementaria al Congreso para determinar un nuevo cálculo para el cuarto trimestre, si llega a surgir alguna modificación respecto a la meta anual planteada por el Presupuesto; se agregan ampliaciones de partidas en distintos rubros; se incrementa el Fondo para la provincia de Rioja; se modifica la exención del pago del impuesto a las ganancias para el Poder Judicial; y se crea la tasa de seguridad de aviación; entre otros”.

Presupuesto 2023: Nueva jornada de debate en Diputados

La comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el Diputado Nacional Carlos Heller (FDT), realizó una reunión para continuar analizando el proyecto de ley de Presupuesto general de la Administración Nacional para el ejercicio fiscal 2023.

En el inicio, Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) resumió sus discrepancias con el proyecto del Poder Ejecutivo al reprobar el accionar del Banco Central. 
“Tenemos un diseño institucional que nos lleva a una mega inflación permanente, porque endeudamos a alguien que no tiene recursos propios, que lo único que hace es emitir dinero y sería un milagro que funcionara de otra manera”, fustigó para luego criticar que “este diseño institucional es nocivo para el crecimiento del país, la desigualdad, la pobreza y un estigma para el crecimiento”.
Al rechazar “técnicamente” el proyecto, López Murphy consideró “equivocado el programa macroeconómico que subyace a este presupuesto, no sólo por su impacto inflacionario, sino por el impacto macroeconómico para el empleo y el crecimiento”. Al respecto, puntualizó que “Argentina va a crecer cuando el eje sean las importaciones y la inversión y no la deuda neta que crece espectacularmente en este esquema”.
Luego, Héctor Bárbaro (FdT) hizo hincapié en la importancia del sector tabacalero para el país. “El 83% del tabaco que se produce en la Argentina se exporta, es un producto que tiene un procesamiento y tiene retenciones. 
También movemos la industria local porque compramos todo lo que se necesita para producir el tabaco”, detalló.Romina Del Plá (PO/FIT – Unidad) ratificó que “vamos a rechazar” el proyecto y, además, “denunciar que sigue habiendo cortes notorios en distintas áreas para que les cierre las cuentas”. En ese sentido, manifestó que “tenemos una divergencia de fondo” en relación a las bases económicas del presupuesto, que se evidencia, entre otras cuestiones, por estar orientado “integralmente a garantizar el acuerdo con los acreedores internacionales, especialmente con el FMI”.“Estamos frente a un presupuesto que ratifica una política confiscatoria y de ayuste para la mayoría de los trabajadores”, sostuvo. Y, prosiguió: “La mayoría de lo que se vota son subsidios a distintos sectores patronales”, sentenció.En tanto, Martín Tetaz (Evolución Radical) hizo referencia a modificaciones que sugiere a ciertos artículos del proyecto. Por ejemplo, entre otros, pidió que el artículo 9 diga “claramente que cualquier gasto por encima de la autorización que vamos a hacer en esta ley tiene que venir al Congreso y no como DNU”. “El segundo punto tiene que ver con lo que hemos denominado desde la oposición el ´plan bomba´ de adelantar ingresos que le corresponde al año siguiente y disponer de esos ingresos”, dijo.“El tercer punto es sobre el artículo 72 de blanqueo que es un premio para los que no cumplen, que debe incluir un premio para los contribuyentes cumplidores, que la clase media pueda deducir hasta 50 mil pesos por mes de gastos educativos en el impuesto a las ganancias”, ejemplificó al tiempo que añadió: “El último punto es en el articulo 96 vinculada a la facultad extraordinaria para establecer retenciones que son un pésimo impuesto”, ilustró al pedir un compromiso por parte del gobierno para empezar a “discutir un sendero para la reducción de las retenciones y de todos los impuestos a las exportaciones”.