Fallo de la Corte Suprema: reconfigura el control de la Justicia

Según publicó el diario La Nación, el máximo tribunal estableció un plan con plazos, que incluye una exhortación al Congreso y una advertencia a los actuales consejeros.

¿Qué resolvió la Corte Suprema?

La Corte declaró inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura que estableció una integración de 13 miembros. Consideró que no respeta el “equilibrio” entre los estamentos porque los representantes de la política (Congreso y Poder Ejecutivo) tienen supremacía sobre los jueces y abogados. Exhortó entonces al Congreso a dictar, “en un plazo razonable”, una nueva ley que no viole la Constitución.

¿Qué pasará mientras tanto?

La Corte prevé expresamente los pasos a seguir. Dice que “hasta tanto” el Congreso dicte una nueva ley, dado que la que rige hoy es inconstitucional, hay que volver a la anterior, que preveía un Consejo de 20 miembros, con el presidente de la Corte como presidente del Consejo. En este punto, Ricardo Lorenzetti planteó una disidencia: dijo que una ley derogada (como es la que prevenía los 20 miembros) “no puede ser restituida en su vigencia” y que eso “es lo que se enseña en los primeros cursos de las facultades de Derecho”. Para él, correspondía darle un año al Congreso para que dictara una nueva ley y si no lo hacía, que la Corte decidiera entonces cómo seguir.

¿Cómo será el tránsito hacia el Consejo de 20?

Volver al Consejo de 20 exige elegir a dos abogados, dos legisladores, un académico y un juez más. Es un proceso que normalmente demora meses (sobre todo, por la organización que requieren las elecciones de abogados y jueces). Por eso, la Corte le dio al Consejo un plazo máximo de 120 días corridos -hasta abril- para tener en funciones esa nueva conformación.

¿Qué pasa si en 120 días el Consejo no volvió a la conformación de 20?

Todo lo que decida será nulo. La Corte solo admitió que el Consejo siga funcionando con la composición actual durante esos 120 días.

¿Cuándo asumirá el presidente de la Corte la presidencia del Consejo?

Si bien la composición de 20 miembros preveía que el presidente de la Corte presidiera el Consejo y, a diferencia de los otros nuevos miembros, Horacio Rosatti podría asumir de inmediato, la Corte dispuso que todos los nuevos consejeros “iniciarán su mandato de manera conjunta y simultánea” y durarán en el cargo hasta fin del año próximo, cuando se completa el mandato de los consejeros que hoy están en ejercicio.

¿Qué pasa si el Congreso no aprueba una nueva ley?

El Consejo conservará su composición de 20 miembros hasta que el Congreso dicte una nueva ley, lo que podría no ocurrir nunca o suceder de inmediato y que no se requiera siquiera volver al Consejo de 20 (algo muy improbable considerando la situación política y las dificultades de los legisladores para consensuar leyes de semejante relevancia vinculadas con la Justicia).

¿A quién favorece y a quién perjudica este fallo en términos políticos?

Perjudica al oficialismo. No solo por lo simbólico (declara inconstitucional una reforma que impulsó Cristina Kirchner), sino porque pone al presidente de la Corte como presidente del Consejo en momentos en que la relación Corte-Gobierno atraviesa un muy mal momento. Pero además, la composición de 13 miembros, hoy declarada inconstitucional, favorece al oficialismo de turno porque le da un poder de veto sobre las decisiones principales del Consejo: la selección y la suspensión de jueces. Ningún candidato a juez puede ser incluido en una terna y ningún juez puede ser enviado a juicio político sin el voto de al menos un oficialista. Además, le facilita al gobierno el armado de mayorías para las decisiones que no requieren dos tercios (como las de administración del Poder Judicial). No solo el kirchnerismo, también el macrismo se vio favorecido cuando era gobierno. Por eso, Macri nunca retiró el recurso contra el fallo de la Cámara que hoy fue confirmado por la Corte. De haberlo hecho, se hubiera vuelto mucho antes al Consejo de 20.

Alberto Fernández anunció un bono de $8.000 para todos los jubilados que cobran el haber mínimo

El Gobierno confirmó que todos los jubilados que cobran el haber mínimo recibirán un bono de $8.000 entre el 20 y el 23 de diciembre. El anuncio fue realizado por el presidente Alberto Fernández. “Si el crecimiento no llega a todos no es un buen crecimiento. Tenemos la firme convicción y la certeza y la decisión política de lograr que las jubilaciones aumenten más que la inflación y vayan recuperando su capacidad real de compra”, aseguró.

El bono de fin de año se pagará antes de la Navidad, según terminación de DNI. Jubilaciones y pensiones con DNI terminados en 0,1 y 2 el día 20 de diciembre, terminados en 3, 4 y 5 el día 21 de diciembre, terminados en 6 y 7 el día 22 de diciembre y terminados en 8 y 9 el día 23 de diciembre.

El presidente prometió a los jubilados seguir trabajando para que sus ingresos se siga recuperando. “Para que sea un ingreso que les permita vivir con tranquilidad. Hasta tanto vamos a ir remediando las cosas como podamos. Además tenemos la deuda —agregó—. Martín (Guzmán) está lidiando con el Fondo todos los días”.

“Es lo que podemos hacer después de dos años muy difíciles. Esto es lo que podemos hacer desde el Estado por ustedes. Vamos a insistir hasta que los jubilados tengan una jubilación digna”, expresó. Luego, el presidente se refirió al poder de compra que perdieron las jubilaciones durante el Gobierno de Mauricio Macri.

“En diciembre de 2015, ustedes con $100 pesos compraban por el equivalente a $100 y cuando yo asumí compraban solo $80. Y eso es mucho en cualquier ingreso”, dijo frente a un grupo de jubilados que recibieron los beneficios de la jubilaciones anticipadas y el reconocimiento de años de aporte por tareas de cuidado.

“Nosotros tenemos que recuperar el salario real y el ingreso real. Es cierto que pasamos de $14.000 a $29.000 y pico para una jubilación mínima. Soy consciente de que eso sigue siendo poca plata. Les pido a ustedes que tengan la plena seguridad que vamos a seguir trabajando para que el ingreso se siga recuperando”, agregó.

Con el aumento del 12,11% que se otorgó a partir de este mes de diciembre las jubilaciones alcanzaron un incremento anual del 52,7% en 2021. Con todo, el haber mínimo alcanzó $29.061.

Con el aumento del 12,11% que se otorgó a partir de este mes de diciembre las jubilaciones alcanzaron un incremento anual del 52,7% en 2021.

Previo al anuncio del bono para los jubilados que reciben el haber mínimo, el presidente Alberto Fernández y la titular de la Anses, Fernanda Raverta, entregaron  un acto la jubilación anticipada número 2.000 y la jubilación con reconocimiento de aportes por tarea de cuidado número 50.000. Se trata de dos medidas que fueron implementadas y que permitieron a más personas acceder a una jubilación.

En el caso de la jubilación anticipada, es para personas que cumplieron con los 30 años de aportes correspondientes para recibir el beneficio, pero aun no cumplen con la edad requerida: hombres de entre 60 y 64 años y mujeres entre 55 y 59 años, desocupados al 30 de junio de 2021, a quienes se les otorga la cobertura social y el 80% del haber que le corresponda. Una vez alcanzada la edad jubilatoria requerida (60 años las mujeres y 65 años los hombres), pasan a percibir el 100% del haber de forma automática.

En tanto, el reconocimiento por tareas de cuidado es para mujeres con hijos que tienen edad para jubilarse (60 años o más) pero no cuenten con los años de aportes necesarios. La Anses les reconoce un año de aportes por cada hijo (o dos años en caso de un hijo adoptado). También se reconoce de forma adicional un año por hijo con discapacidad y dos años en caso de que haya sido beneficiario de la Asignación Universal por al menos 12 meses.

Guzmán: «Argentina está viviendo un proceso de fuerte recuperación económica»

El ministro de Economía expuso los principales lineamientos del Presupuesto 2022 en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, explicó los principales objetivos del proyecto de ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2022, enviado por el Poder Ejecutivo el 15 de septiembre pasado como lo estipula la Ley de Administración financiera.
El Presupuesto 2022 prevé un crecimiento del 4% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación anual del 33% y un dólar a $ 131,11. Asimismo, establece un incremento del gasto social y una reducción de los subsidios energéticos.
Ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, el ministro de Economía consideró que “este proyecto le da continuidad a la visión del gobierno para propiciar una doble recuperación de una doble crisis económica, la crisis económica que comienza en el 2018 y luego la crisis sanitaria que se desata en marzo de 2020”. “Apunta a la continuidad de la recuperación a corto plazo y a continuar sentando condiciones para que el desarrollo económico se pueda sostener en plazos más largos”, añadió.
Asimismo, Guzmán dijo que “hoy Argentina está viviendo un proceso de fuerte recuperación económica, la actividad está creciendo de forma sólida, esperamos que este año el PBI crezca alrededor del 10 por ciento”.
En tanto, el titular de Economía destacó la continuidad de la política de acuerdo de precios y detalló los pilares del Presupuesto en cinco temáticas: infraestructura, salud, educación, ciencia e innovación e inclusión social activa con perspectiva de género. 
Como cierre de su exposición, Guzmán consideró que “fortalecer un sendero de desarrollo con equidad federal y estabilidad es una tarea colectiva”. 
El ministro estuvo acompañado por los secretarios del Ministerio de Economía Raúl Rigo, de Hacienda; Rafael Brigo, de Finanzas; Roberto Arias, de Política Tributaria; y Rita Tanuz, de Legal y Administrativa. También, estuvo presente el secretario de Energía, Darío Martínez.
Previo a la exposición del ministro, la Comisión de Presupuesto designó las autoridades para el nuevo período parlamentario, donde fueron ratificados Carlos Heller (FdT) y Luciano Laspina (PRO) como presidente y vicepresidente primero, respectivamente. En tanto, el diputado Sergio Palazzo (FdT), fue designado como vicepresidente segundo. Los legisladores Hugo Romero (UCR), Marcelo Casaretto (FdT) y Paula Oliveto (Coalición Cívica), fueron elegidos para ocupar las secretarías primera, segunda y tercera, quedando vacante una secretaría, que será elegida en una próxima reunión. 
Al inicio del encuentro, el titular de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, informó que mañana martes se presentarán en la Comisión los ministros nacionales de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, a las 11; de Salud, Carla Vizzotti, a las 13; y el de Transporte, Alexis Guerrera, a las 15, para continuar con el análisis del Presupuesto 2022.
Antes de presentarse ante la Comisión, Guzmán mantuvo una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, en el Salón de Honor de la presidencia, donde repasaron los principales lineamientos del Presupuesto 2022.

Guzmán explicará aspectos centrales del Presupuesto 2022 en Diputados

El ministro de Economía, junto con su equipo, expondrá este lunes ante la comisión de Presupuesto. El proyecto girado por el Gobierno prevé un crecimiento del 4% del PBI, una inflación del 33% y un dólar a $131,1.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, concurrirá esta tarde a la Cámara de Diputados para exponer sobre el proyecto de ley de Presupuesto 2022 que contempla un crecimiento del 4% y derivar la mayoría de sus recursos a la obra pública y el crecimiento económico, que el oficialismo aspira a votar la próxima semana.

Guzmán junto con su equipo económico concurrirá a las 13 para exponer ante la comisión de Presupuesto sobre el presupuesto 2022 y los cambios que se introducirán en las partidas establecidas en la iniciativa enviada el 15 de septiembre, como lo establece la ley de Administración Financiera.

El proyecto girado por el Gobierno nacional prevé un crecimiento del 4% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación del 33% y un dólar a $131,1, y contempla un incremento real del gasto social y una reducción de los subsidios energéticos.

El ministro hará un informe sobre el Presupuesto, detallará los cambios que se introducirán en el proyecto y responderá preguntas de los diputados del oficialismo y la oposición.

El proyecto prevé un crecimiento del 4% del Producto Bruto Interno, una inflación del 33% y un dólar a $131,1, y contempla un incremento real del gasto social y una reducción de los subsidios energéticos

Para el martes y miércoles expondrán otros funcionarios y los legisladores comenzarán a discutir el dictamen que se firmará en el último tramo de esas reuniones.

El debate en el recinto de sesiones previsto para el jueves se realizará con la nueva composición de la Cámara que asumió este viernes -tras la jura que se realizó el martes en Diputados- donde hay una fuerte paridad entre el FdT, que cuenta con 118 legisladores, y Juntos por el Cambio (JxC), que tiene 116.

En ese contexto tendrá una fuerte influencia el interbloque Provincias Unidas, que tiene cinco integrantes de Río Negro, Misiones y Neuquén; y el interbloque Federal, integrado de ocho miembros por Identidad Bonaerense, Córdoba Federal y los socialistas y el bloque Ser.

Los acuerdos que pueda celebrar con los interbloques Provincias Unidas y Federal y el bloque Ser son claves ya que reúnen 15 votos que son esenciales para garantizar la mayoría necesaria para sancionar el Presupuesto, ya que es difícil que JxC respalde esta iniciativa.

De todos modos, la bancada del FdT -que conduce Máximo Kirchner- no descarta que pueda contar con el respaldo de algunos legisladores radicales o del PRO de Corrientes y Jujuy como sucedió el año pasado.

El proyecto contempla alzas en el consumo privado del 4,6%, del consumo público del 3,1%, de la inversión del 6,6%, con una mejora de las exportaciones del 7,5%

La agenda comenzará este lunes a las 13 con la constitución de la comisión que estará integrada por 24 diputados del FdT, 23 de Juntos por el Cambio, uno del Interbloque Federal y y otro del Interbloque Provincias Unidad, y se elegirán las autoridades.

El secretario de la comisión de Presupuesto, Marcelo Casaretto (FdT, Entre Ríos), afirmó el jueves pasado que el objetivo del bloque oficialista es que “en el curso de la semana que viene tenga aprobación el presupuesto 2022”.

En diálogo con Télam Radio, Casaretto dijo que el Ministro de Economía “presentó el presupuesto el 15 de septiembre tal como marca la Constitución y las leyes”, y que “desde septiembre hasta diciembre han ocurrido una serie de hechos a nivel mundial y en la Argentina”, por lo que “seguramente el propio ministro propondrá adecuaciones a lo que fue el presupuesto originalmente presentado”.

“En paralelo seguramente el ministro nos informará los avances de la negociación con el Fondo Monetario Internacional y en base a eso presentará, en los próximos días, el Plan Plurianual que contenga los conceptos fundamentales de la negociación con el Fondo Monetario y que también deberá tener tratamiento parlamentario”, agregó.

Se proyecta un déficit primario del 3,3% y un resultado financiero del 4.9% que se financiará con una combinación del crédito y financiamiento del Banco Central que para 2021 fue de 3,6% del producto

Desde JxC el presidente del bloque radical, Mario Negri, criticó la decisión del oficialismo de apurar la sanción del Presupuesto al afirmar que “no empieza bien el oficialismo en el nuevo Congreso. Hace tres meses que pedimos que asista el ministro Guzmán a explicar el Presupuesto 2022. Nos informan que vendrá el lunes, pero el problema es que quieren dictaminar el miércoles y aprobarlo el jueves. No somos una escribanía”.

El proyecto girado por el Gobierno contempla alzas en el consumo privado del 4,6%, del consumo público del 3,1%, de la inversión del 6,6%, con una mejora de las exportaciones del 7,5% y de las importaciones del 9,4% para un saldo comercial de US$ 9.300 millones y con un tipo de cambio nominal de $131,1 por dólar para diciembre 2022.

También se proyecta un déficit primario del 3,3% y un resultado financiero del 4.9% que se financiará con una combinación del crédito y financiamiento del Banco Central que para 2021 fue de 3,6% del producto pero que para el próximo año se reducirá al 1,8%, es decir una reducción a la mitad, en tanto que los títulos públicos aportarán un 2% del producto.

Como reseña los gastos en infraestructura se incrementan a 2,4% del producto; en salud el 0,65% en contexto de la pandemia; educación 1,2%, en ciencia y educación 0,31% y el presupuesto de inclusión social activa que llegará al 1,22%

Finalmente, en materia de subsidios energéticos se proyecta un gasto sobre producto de 1,5%.

Diputados: La agenda legislativa en el nuevo Congreso

En el contexto de la Sesión Preparatoria en la Cámara de Diputados, donde los legisladores electos el 14 de noviembre tomaron juramento para poder pasar a formar parte del cuerpo, diputados de distintas fuerzas se refirieron a los temas que consideran de importancia para ser tratados en el Parlamento.

Eber Pérez Plaza, del Frente de Todos, consideró que se debe poner el foco en “temas que promuevan la producción y el trabajo” y recalcó la importancia de “facilitar que las PYMEs sigan desarrollándose”.

Además, enfatizó que “es un momento de diálogo y construcción en el que todos tenemos que trabajar por los temas que necesitamos entablar en el Congreso de la Nación”.

Por su parte, María Inés Quiroz, de Juntos por el Cambio, expresó: “La educación es uno de los temas que más me preocupan”, y agregó: “Después vienen otros tantos que van de la mano que tienen que ver con la producción, el trabajo y el desarrollo”.

El gobierno busca cerrarle el paso a la Corte y diseña un nuevo consejo de la Magistratura

El Poder Ejecutivo envió al Senado el proyecto que eleva de 13 a 17 la cantidad de miembros del organismo que selecciona y controla a los jueces

Luego de algunos días de misterio, el gobierno de Alberto Fernández decidió enviar al Senado un proyecto para modificar el Consejo de la Magistratura y elevar su integración de los actuales 13 a 17 miembros, con mayor representación de abogados, jueces y académicos.

El proyecto redactado por el Poder Ejecutivo busca equilibrar las fuerzas entre los distintos sectores que componen el Consejo de la Magistratura, y por sobre todo, anticiparse a un inminente fallo de la Corte Suprema de Justicia, que se emitiría durante este mes para declarar inconstitucional la actual conformación del organismo encargado de designar y enjuiciar a los magistrados, que en 2006, durante el primer gobierno kirchnerista, pasó de 20 miembros a los actuales 13. El fallo que se encuentra elaborando la Corte Suprema podría dejar al actual titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti, también como presidente del Consejo. La idea del Gobierno es que la presentación del proyecto frene ese fallo del máximo tribunal.

Según el texto que se enviará al Senado, seis de los nuevos integrantes serán legisladores (cuatro por la mayoría, dos por la minoría). Eso no modificará la composición política actual, aunque al menos la mitad de los representantes del Poder Legislativo deberán ser mujeres. Otros cuatro consejeros serán jueces, más cuatro representantes de los abogados, uno designado por el Poder Ejecutivo y dos representantes del ámbito académico. Durarán cuatro años en sus cargos, reelegibles por una vez.

“Ninguno de los cuatro miembros que se suman representa al estamento político, ya que se agregan un juez, dos abogados y un acádemico”, explicó la portavoz Gabriela Cerruti, que en Casa Rosada anunció el envío del proyecto al Congreso. Para Cerruti, la nueva composición “va a permitir una representación más equilibrada” de los distintos sectores, “para garantizar la independencia del poder judicial y recuperar la confianza de la sociedad en la Justicia”.

Cerruti negó además que el envío del proyecto tenga relación con el eventual fallo de la Corte. “La reforma del 2006 fue judicializada en distintas instancias, y hace muchos años ya, no tenemos ninguna razón para creer que no sucedió en los últimos años suceda ahora. No gobernamos en base a trascendidos periodísticos y nos parecería extraño e incorrecto que se anticipen los fallos a los medios de comunicación antes de fallar”, contestó Cerruti. Mañana, el ministro de Justicia, Martín Soriavisitará la Corte Suprema en un encuentro “previsto con anterioridad”, según fuentes oficiales.

Cerruti prometió además un “amplio debate en el Congreso”, mientras en la oposición sostienen que el Gobierno, con este proyecto, busca justamente evitar el fallo de la Corte que retrotraiga el Consejo a una composición de 20 miembros, y que vuelva a tener al presidente de la Corte como titular del Consejo. Alegan que el oficialismo “está cómodo” con el Consejo actual, a pesar de que no logró aprobar algunos concursos clave, como el de la Cámara Federal porteña, porque puede manejar la administración del Poder Judicial y avanza con algunas ternas.

En el macrismo, además, hacen cálculos -pesimistas a sus intereses- sobre a quiénes podrían responder, en términos políticos, los nuevos representantes de jueces, abogados y académicos. Cuestionan, por ejemplo, que el proyecto estipule que un académico sea elegido por el Consejo Interuniversitario Nacional por mayoría simple, mayoría que tiene el kirchnerismo.

En el oficialismo, en cambio, destacan que la composición que propone esta nueva iniciativa es casi igual al proyecto que presentó en su momento el ministro de Justicia de Mauricio MacriGermán Garavano, y que la única diferencia en materia de composición es que ellos incluyen un académico más.

La conferencia de Cerrutti se dio minutos después del anuncio de la primera reunión del ministro Soria a la Corte Suprema en los Tribunales. La visita se da ocho meses después de que Soria reemplazara a Marcela Losardo. Soria, motor de la nueva reforma del Consejo, pidió audiencia con los jueces Horacio RosattiCarlos RosenkrantzJuan Carlos Maqueda Ricardo Lorenzetti y será recibido a las 10 de este martes en el Salón de Embajadores del Palacio de Justicia.

La reforma de 2006 le dio preeminencia al estamento político por sobre el técnico y ese es el sistema que rige desde hace 15 años con las consiguientes dificultades para designar y remover magistrados. El Colegio de Abogado de la Ciudad planteó la inconstitucionalidad de la norma. La Corte ahora declararía inconstitucional el funcionamiento del cuerpo, e instaría al Congreso a que cambie la ley. La duda es si los jueces le darán un plazo al Congreso o si su sentencia se quedará en una admonición.

La visita de Soria a la Corte se descuenta que tendrá como tema esta nueva ley y la inminencia del fallo que declare inconstitucional el actual sistema. La Corte ya una vez escuchó por boca de un funcionario del Poder Ejecutivo un pedido para que no declaren la inconstitucionalidad de la ley que rige el Consejo de la Magistratura. Fue durante el Gobierno de Cambiemos y el reclamo corrió por cuenta del exjefe de gabinete Marcos Peña, quien les explicó a los jueces la voluntad de plantear una reforma de esa ley. Finalmente eso no ocurrió.

Soria y los jueces de la Corte no se conocen. Es más, la relación entre el Gobierno y la Corte viene siendo de máxima tensión desde que el Presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner en particular, descargaron duras críticas sobre los magistrados. Soria se sumó a ellas con tuits incendiarios desde que asumió el 29 de marzo pasado en reemplazo de Losardo, la única ministra del Gobierno que alguna vez pisó los tribunales. Con este clima previo, en la Corte esperan y escuchan pero teniendo presente este principio: “Diálogo interpoderes sí, pero injerencias no”.

El Ministro Martín Soria se reunió con la Corte Suprema y la acusó de especular con sus causas

En su primera visita al máximo tribunal, acusó a sus jueces de “retrasar fallos de enorme trascendencia” mientras resuelven “en tiempo récord fallos que solo son urgentes para la corporación judicial”; denunció vínculos de la Justicia con el macrismo

El ministro de Justicia, Martín Soria, se reunió hoy por primera vez con los jueces de la Corte Suprema y a la salida de la reunión hizo públicas sus críticas al Poder Judicial y a la propia Corte. “Expresé mi preocupación por la gravedad institucional a la que llegó la Justicia argentina en los últimos cinco años”, publicó en Twitter.

Soria criticó sin eufemismos a los jueces del máximo tribunal. De acuerdo con la versión de la reunión que difundió el Gobierno, el ministro afirmó: “No podemos permanecer callados ante lo sucedido. La Corte retrasa durante años fallos de enorme trascendencia social, como el caso Blaquier o como hace ahora con el caso Maldonado. Mientras tanto, resuelve en tiempo récord fallos que solo son urgentes para la corporación judicial, como el caso de los jueces Bruglia y Bertuzzi. La Corte tiene la posibilidad y la responsabilidad institucional de establecer plazos máximos para resolver, más aún cuando esta Corte resuelve más del 70% de los casos sin dar fundamentos”.

El ministro de Justicia fue incluso más allá y sostuvo: “El Congreso puede sancionar todas las leyes que sean necesarias para reformar la Justicia pero, si en última instancia, la Corte no tiene la voluntad y el compromiso de aplicarlas, seguiremos en la misma situación”.

Cristina Kirchner impulsó durante su gobierno un paquete de leyes de “democratización de la Justicia” que, en su mayoría, fueron declaradas inconstitucionales por los tribunales. Ahora, la Corte tiene a estudio otra reforma impulsada por la vicepresidenta en 2006, cuando era senadora. El máximo tribunal prepara un fallo para declarar inconstitucional aquella modificación legal, que estableció la composición actual del Consejo de la Magistratura. A sabiendas de esto, el Gobierno envió ayer al Congreso un nuevo proyecto de ley.

La reunión se realizó en el Palacio de los Tribunales y duró una media hora. Recibieron a Soria los cuatro jueces del alto tribunal: Horacio Rosatti, el presidente, y los ministros Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

En marzo, cuando reemplazó a Marcela Losardo, Soria informó que iba a pedirle una “audiencia oficial” a la Corte Suprema para saber qué opinaban sus integrantes “sobre cuestiones centrales de la vida institucional del país”; entre ellas, los proyectos de reforma judicial y del Ministerio Público que había presentado el Gobierno. Hoy, el oficialismo ya no tiene esperanzas de que esas iniciativas puedan convertirse en ley.

En el Ministerio de Justicia informaron que Soria entregó a los jueces de la Corte “un pedido de informes presentado por organismos de las Naciones Unidas”. Ese pedido -según Soria- “señala la profunda preocupación por la ostensible demora en que viene incurriendo la Corte Suprema en resolver las causas de lesa humanidad y recuerda que esas demoras contravienen las obligaciones internacionales del Estado argentino y debilitan el estado de derecho”.

Soria no se privó de criticar también la relación del Poder Judicial con los medios de comunicación. Después de la reunión -dijeron voceros del ministerio- “criticó duramente la llamativa anticipación mediática de futuros fallos judiciales, tanto de la Corte como de los tribunales inferiores”.

También hizo referencia a la vinculación del macrismo con los jueces. “Soria recordó que durante el gobierno de Macri se conformó una mesa judicial del Poder Ejecutivo que influía ilegalmente en la administración de justicia, se llevaban a cabo visitas obscenas entre funcionarios judiciales y las máximas autoridades del ejecutivo en la Casa Rosada y en la Quinta de Olivos, y se desplegó un sistema de espionaje ilegal con participación de jueces y fiscales inédito en nuestra historia. Todo ello, con el objetivo de llevar a cabo una persecución de dirigentes políticos sin precedentes”.

Respaldo de la CGT a Guzmán por la negociación con el FMI

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se llevó un fuerte respaldo de la CGT sobre la negociación que lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque esto no significa un cheque en blanco. Pese al apoyo, los líderes de la central obrera no convalidarán un ajuste sobre los trabajadores.

Acompañado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el titular del Palacio de Hacienda les devolvió la gentileza y habló de la necesidad de generar trabajo.

Ante la plana mayor de la central obrera, conducida por el triunvirato encabezado por los secretarios generales Héctor Daer (Sanidad), Pablo Moyano (Camioneros) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicios), Guzmán explicó los lineamientos centrales del programa económico, aunque evitó dar precisiones sobre el plan plurianual que presentará al Congreso la semana próxima con los detalles de un eventual acuerdo con el Fondo.

“El Gobierno, a través de tu persona, está defendiendo los intereses de los trabajadores y las trabajadoras. Este acuerdo que él lleva adelante no va a dejar atrás a ningún trabajador. Compañero, fuerza y lo vamos a seguir apoyando”, fueron las palabras de bienvenida que le dio el líder de Camioneros, que hora antes había manifestado su preocupación por el impacto que el acuerdo con el organismo multilateral de crédito podría tener. “No vamos a avalar un ajuste”, fue la advertencia.  

Por primera vez desde la reunificación, hace unos 20 días, el triunvirato que lidera la CGT llegó a su primer acuerdo: no incomodar a Guzmán. Pero lo cierto es que los líderes de la central obrera seguirán con atención cada paso que dé el ministro de Economía. “No lo quisimos incomodar, por ahora”, dijo uno de los testigos.

Durante el encuentro, los gremialistas le expresaron su preocupación por el impacto de la inflación en los salarios. “El pueblo trabajador está triste”, describió uno de los popes sindicales.

La estrategia de respaldar al gobierno nacional en la etapa final de la negociación con el FMI y no generar malestar con Guzmán la hablaron en la previa con el presidente Alberto Fernández Hugo Moyano y Daer.  

Es por eso que, en un clima de cordialidad en la apertura del plenario, Daer celebró la presencia del economista en el histórico salón Felipe Vallese. “No recordamos que un ministro de Economía haya venido a la sede de los trabajadores ni que hablé frente a toda la dirigencia en este salón”, resaltó el mandamás cegetista.

Como una retribución, Guzmán sostuvo que “la verdadera inclusión social se da sobre la generación de trabajo que dignifica y genera esperanza y oportunidades”. Y agregó: “Nuestra estructura productiva debe ser capaz de generar trabajo. Hoy, en la Argentina implementamos una política macro que nos permite una recuperación; eso está ocurriendo”.

Antes de la exposición del ministro hubo un encuentro cerrado con la cúpula gremial de la que participaron Guzmán, Moroni, Moyano, Daer, Acuña, Gerardo Martínez (Uocra), Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias) y Julio Piumato (Judiciales). 

En las horas previas, el jefe de la Unión Obrera Metalúrgica y miembro del consejo directivo cegetista, había manifestado su entusiasmo por la presencia de Guzmán. 

“Con los muchachos de la conducción de la CGT esperamos hacer todas las preguntas que sean necesarias. Él [Guzmán] ya ha dicho que el acuerdo con el FMI no va a sacar ningún derecho a los trabajadores y no habrá ajuste para el pueblo, será un acuerdo para adelante y para sacar el país adelante con crecimiento. Guzmán hasta ahora ha demostrado que es uno de los mejores ministros de Economía que tuvo el país”, dijo Caló.

Guzmán realizó una presentación y luego hubo un intercambio de preguntas con los dirigentes sindicales. El encuentro de Guzmán con la CGT se sumó a las reuniones ya realizadas con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, entre otros funcionarios nacionales.

“Los dirigentes gremiales tenemos toda la expectativa puesta porque el ministro Guzmán viene a explicar nada menos que la continuidad del plan económico que va a llevar hacia adelante, haciendo un especial hincapié en la negociación con el Fondo Monetario”, dijo a la agencia Télam el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló.

“No tengo dudas que va a ser un encuentro muy importante para nosotros, con todo el afecto que personalmente le tengo al ministro. Creo que está llamado a sacar adelante la economía del país. Tengo plena confianza en eso”, remarcó el metalúrgico.

En la misma línea, pero ante la Unión Industrial Argentina (UIA), el jefe de Gabinete, Juan Manzur, también hizo mención a la negociación con el FMI.

“Vamos a solucionar el problema de la deuda. Queremos pagar. La Argentina quiere pagar. Lo único que estamos pidiendo es que nos dejen crecer. Yo no tengo dudas que vamos a llegar a un acuerdo y va a ser el mejor acuerdo posible para el pueblo argentino”, dijo el ministro coordinador.

Jorge Macri asumió como ministro de Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta

La saga de intrigas y peleas que generó el enroque electoral ideado por Horacio Rodríguez Larreta sumó un nuevo capítulo. Tras varias idas y vueltas, Jorge Macri asumió esta mañana como ministro de Gobierno de la Ciudad, un cargo desde el que buscará aceitar el vínculo del alcalde porteño con los intendentes de la provincia de Buenos Aires e intentará posicionarse en la carrera por la sucesión de Axel Kicillof en 2023.

Después de cerrar un acuerdo político con Larreta, con quien se había enfrentado por el pase de Diego Santilli al terruño bonaerense, el primo del expresidente desembarcó hoy en la administración porteña. El titular de Pro en Buenos Aires sucederá en el cargo a Bruno Screnci, un dirigente del riñón del exvicejefe porteño, y se enfocará en impulsar políticas para el área metropolitana (AMBA). Screnci se sumará la mesa política de Santilli que trabajará en el armado bonaerense y nacional de Larreta.

Escoltado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Salud, Fernán Quirós, Larreta presentó a Jorge Macri en el vacunatorio que se montó por la pandemia de coronavirus en el predio de La Rural. “Compartimos la pasión por la gestión. Es una gran incorporación y un orgullo. Ha hecho una gran gestión en Vicente López y los vecinos se lo reconocieron en las elecciones”, sostuvo el alcalde.

Larreta dijo que Jorge Macri trabajará en temas vinculados a la salud, educación, transporte, infraestructura y seguridad. “Él nos va a dar una mano en lo que es la integración con el área metropolitana. Tiene gran experiencia. Es la mejor manera de cuidar y de que vivan mejor los porteños y los bonaerenses que entran a diario en la Ciudad”, destacó el alcalde.

A su turno, el primo de Mauricio Macri le agradeció a Larreta por la convocatoria. “Es un placer estar a acá. Los problemas son comunes y las soluciones tienen que ser en conjunto. Quiero sumarme para que la gente esté mejor. No hago distinción entre porteños y vecinos de la provincia”, dijo el flamante funcionario porteño. Llamó a “consolidar” las gestiones y posponer la discusión por las candidaturas de 2023. “No es momento de nombres propios. Esa discusión hay que posponerla”, afirmó.

Jorge Macri tendrá bajo su órbita una oficina metropolitana, a cargo de articular con “los organismos y las administraciones de la región. En el segundo período de Macri como alcalde porteño, ese órgano fue una subsecretaría y estuvo bajo el ala de Diego Valenzuela. Antes de que arrancara el segundo mandato de Larreta, se pensó en cambiarle el rango y elevarla a la categoría de ministerio, pero finalmente se descartó la idea.

Desde su nuevo cargo, intentará sacar provecho de su vínculo con los intendentes del conurbano para fortalecer el armado de Larreta en Buenos Aires. También buscará tender puentes con jefe municipales de la oposición, incluso con el jefe de Gabinete de Kicillof, Martín Insaurralde.

Hasta fines de 2023, la intendencia de Vicente López quedará en manos de la concejala Soledad Martínez, a quien Jorge Macri impulsa desde hace años como su sucesora. Si bien la maniobra le permitiría eventualmente saltear la ley que limita las reelecciones indefinidas de intendentes y tener la canche de acceder a otro mandato en el municipio dentro de dos años, los laderos de Macri insisten en que su objetivo es pelear por la gobernación en 2023. De hecho, dicen que seguirá presidiendo el Pro bonaerense. Los alfiles del vidalismo que orbitan en Buenos Aires le pasan facturas por su inminente mudanza al terruño porteño y amenazan con disputarle el cargo. Y desconfían de que Jorge Macri no contemple la posibilidad de regresar a Vicente López.